Menopausia: no son cosas de la edad, acude al ginecólogo

La llegada de la menopausia supone para muchas mujeres un doble punto de inflexión. Por un lado, deben cuidarse mucho más y tener una vida saludable más que nunca para evitar problemas como la osteoporosis o las enfermedades cardiovasculares. Por otro lado, muchas empezarán a sufrir síntomas como sofocos, sudoración, sequedad vaginal, incontinencia... ante los que deben saber que acudir a un ginecólogo es el primer paso para encontrar una solución.

Enfermedades y patologías relacionadas: Menopausia

Como demuestran múltiples estudios y encuestas, la mujer española no está lo suficientemente concienciada de “la necesidad de cuidarse desde la infancia y la adolescencia para llegar con salud a la menopausia, así como para mantener esa salud y calidad de vida durante la madurez”, recuerda el Dr. José Luis Neyro, del Servicio de Ginecología del Hospital de Cruces (Bilbao).

Y es que a pesar de insistir en la importancia de adoptar hábitos de vida saludable y realizarse revisiones ginecológicas periódicas con el fin de detectar y tratar de forma precoz la presencia de patologías cuyo riesgo aumenta con la llegada de la menopausia, se estima que sólo el 40 por ciento de las mujeres españolas de 40 a 55 años acude alguna vez al ginecólogo.

Para concienciar a los profesionales sanitarios, mujeres y a la sociedad en general de que la menopausia es simplemente una etapa más en la vida y de la necesidad de que la mujer sea protagonista del cuidado de su salud, la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia celebra el Día Internacional de la Menopausia bajo el lema Una nueva mirada a la vida.

Con motivo del Día Internacional y bajo el mismo lema, la AEEM también ha lanzado una campaña de educación sanitaria dirigida a la mujer y que consiste en la difusión de materiales informativos y educativos (30.000 dípticos ) sobre los distintos aspectos de la menopausia: en qué consiste, cómo tratar sus síntomas, hábitos de vida saludable y osteoporosis.

Patologías asociadas a la menopausia

El 85 por ciento de las mujeres menopáusicas en España sufre un deterioro en su calidad de vida por la llegada de esta nueva etapa. Este empeoramiento de la calidad de vida está ligado a la asociación de la menopausia con el aumento del riesgo de que aparezcan enfermedades cardiovasculares, osteoporosis, tumores ginecológicos y Enfermedad de Alzheimer.

“La patología más frecuente tras la menopausia es la enfermedad cardiovascular, seguida de la osteoporosis y del cáncer de mama, pero es esta última la que más preocupa -con diferencia- a las mujeres españolas”, comenta la Dra. Mª Jesús Cancelo, del Servicio de Ginecología del Hospital de Guadalajara. Sin embargo, la principal causa de muerte entre la población femenina en España es la enfermedad cardiovascular.

Enfermedad cardiovascular:

El descenso de estrógenos y progesterona que se produce en la menopausia hace que la mujer pierda la protección de la que gozaba durante la edad reproductiva frente a las enfermedades cardiovasculares. Y, por otro lado, los hábitos de vida poco saludables que conducen a la obesidad, la hipertensión o la diabetes, junto con el hábito tabáquico también están incrementando la prevalencia de los accidentes cardiovasculares.

La osteoporosis:

Otra de las consecuencias del déficit estrogénico es la pérdida de masa ósea y por tanto, el mayor riesgo de fractura osteoporótica. La osteoporosis afecta a dos millones y medio de mujeres en España y cada año se registran 900.000 fracturas de cadera y 500.000 de vértebras.

El cáncer:

El tumor maligno más frecuente en la mujer española es el de mama, seguido del colorrectal y el de endometrio. Entre los 45 y los 65 años, la incidencia de tumores ginecológicos es mayor situándose “en primer lugar el cáncer de mama y tras él, el de endometrio, ovario, cérvix, pulmón y colon”, según el Dr. Palacios. El pronóstico de todos ellos depende, en gran parte de un diagnóstico y tratamientos tempranos.

El Alzheimer:

Aunque no se ha podido demostrar la relación directa entre la carencia de estrógenos y la demencia o la enfermedad de Alzheimer, parece que la mujer tiene una cierta predisposición a padecer estas enfermedades. Se estima que una tercera parte de las mujeres mayores de 70 años desarrollarán algún grado de alteración en su estado cognitivo a lo largo de su vida.

Prevenir desde la infancia

Los expertos hacen hincapié en que la eliminación de factores de riesgo evitables y la adopción de medidas saludables en la mujer desde una edad temprana, pueden evitar o retrasar la aparición de estas patologías y mejorar de forma importante la calidad de vida en la madurez.

“Cuando una mujer comienza a tener desarreglos menstruales debe continuar con las medidas dietético-higiénicas recomendables para cualquier otra persona o adoptarlos si no los tenía anteriormente, puesto que es lo que mayor evidencia de prevención ha demostrado”, explica el Dr. Neyro. Así, debe realizar ejercicio físico aeróbico de forma continua, evitar el consumo excesivo de bebidas alcohólicas y café, tener una alimentación equilibrada, evitando la obesidad y rica en alimentos con calcio, no fumar, etc.

Junto a los hábitos de vida saludables y medidas de prevención, es fundamental que la mujer acuda de forma periódica al ginecólogo. Las mujeres con factores de riesgo de enfermedades asociadas a la menopausia deben acudir al ginecólogo al menos una vez al año.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.