Menopausia: cuídate y acude al ginecólogo

La menopausia no tiene por qué suponer un cambio radical para la mujer. Unos buenos hábitos de vida y un control ginecológico de forma periódica permiten vivir la menopausia como una etapa más de la vida, igual de plena y de satisfactoria que las demás.

Enfermedades y patologías relacionadas: Menopausia

Como demuestran múltiples estudios y encuestas, la mujer española no está lo suficientemente concienciada de “la necesidad de cuidarse desde la infancia y la adolescencia para llegar con salud a la menopausia, así como para mantener esa salud y calidad de vida durante la madurez”, recuerda el Dr. José Luis Neyro, del Servicio de Ginecología del Hospital de Cruces (Bilbao).

Y es que a pesar de insistir en la importancia de adoptar hábitos de vida saludable y realizarse revisiones ginecológicas periódicas con el fin de detectar y tratar de forma precoz la presencia de patologías cuyo riesgo aumenta con la llegada de la menopausia, se estima que sólo el 40 por ciento de las mujeres españolas de 40 a 55 años acude alguna vez al ginecólogo.

Por tanto se tiene que concienciar a los profesionales sanitarios, mujeres y a la sociedad en general de que la menopausia es simplemente una etapa más en la vida pero en la que la mujer debe ser la protagonista del cuidado de sus salud.

Patologías asociadas a la menopausia: el cáncer de mama es lo que preocupa

El 85 por ciento de las mujeres menopáusicas en España sufre un deterioro en su calidad de vida por la llegada de esta nueva etapa. Este empeoramiento de la calidad de vida está ligado a la asociación de la menopausia con el aumento del riesgo de que aparezcan enfermedades cardiovasculares, osteoporosis, tumores ginecológicos y Enfermedad de Alzheimer.

“La patología más frecuente tras la menopausia es la enfermedad cardiovascular, seguida de la osteoporosis y del cáncer de mama, pero es esta última la que más preocupa -con diferencia- a las mujeres españolas”, comenta la Dra. Mª Jesús Cancelo, del Servicio de Ginecología del Hospital de Guadalajara. Sin embargo, la principal causa de muerte entre la población femenina en España es la enfermedad cardiovascular.

La prevención empieza en la infancia

Los expertos hacen hincapié en que la eliminación de factores de riesgo evitables y la adopción de medidas saludables en la mujer desde una edad temprana, pueden evitar o retrasar la aparición de estas patologías y mejorar de forma importante la calidad de vida en la madurez.

“Cuando una mujer comienza a tener desarreglos menstruales debe continuar con las medidas dietético-higiénicas recomendables para cualquier otra persona o adoptarlos si no los tenía anteriormente, puesto que es lo que mayor evidencia de prevención ha demostrado”, explica el Dr. Neyro. Así, debe realizar ejercicio físico aeróbico de forma continua, evitar el consumo excesivo de bebidas alcohólicas y café, tener una alimentación equilibrada, evitando la obesidad y rica en alimentos con calcio, no fumar, etc.

Junto a los hábitos de vida saludables y medidas de prevención, es fundamental que la mujer acuda de forma periódica al ginecólogo. Las mujeres con factores de riesgo de enfermedades asociadas a la menopausia deben acudir al ginecólogo al menos una vez al año.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.