Mejorar la capacidad física mejora también la salud

La capacidad de realizar ejercicio físico de una persona puede ayudar a predecir su mortalidad, según un reciente estudio norteamericano. Dicha investigación midió la capacidad física a través de una tabla del 1 al 20 y observó que mejorar la capacidad física un punto reducía la mortalidad un 17 por ciento.

Enfermedades y patologías relacionadas: Infarto / Angina de pecho, General

Que el ejercicio físico aporta beneficios para la salud de hombres y mujeres está de sobra comprobado. Ahora, un estudio en Circulation, la revista de la American Heart Association, ha concluido que este beneficio es mayor en las mujeres y que determinar la capacidad física de una persona constituye un útil predictor de mortalidad.

Según el estudio Women Take Heart Project (WTH), una pobre capacidad para realizar ejercicio físico, en mujeres, es un predictor de la mortalidad más efectivo que medir la suma de factores de riesgo como el nivel de colesterol, hipertensión, el tabaquismo y la diabetes.

“Estudios anteriores habían mostrado la asociación entre una pobre capacidad para realizar ejercicio físico y una menor supervivencia en hombres, con o sin enfermedades del corazón”, explica una de las autoras del estudio, la doctora Martha Gulati, “pero este es el primer estudio de dimensiones suficientemente grandes que investiga en mujeres sanas”.

En el estudio WTH, iniciado en el año 1992, han participado 5.271 mujeres norteamericanas con una media de 52 años. Todas ellas sin enfermedades cardíacas, aunque algunas tenían hipertensión, colesterol alto, diabetes y otros factores de riesgo. El primer paso fue realizarles a todas ellas una prueba física para determinar su capacidad de realizar ejercicio físico.

Los investigadores midieron esta capacidad de ejercicio físico en una escala puntuando del 1 (la menor capacidad física) al 20 (la mayor capacidad física). La media obtenida entre todas las mujeres era de ocho puntos. Luego se relacionó esa puntuación con la mortalidad por distintas causas en los siguientes ocho años. Como afirma la doctora Gulati, se observó que “cada punto que se incrementaba la capacidad físical, el porcentaje de mortalidad se reducía un 17 por ciento”.

Poco antes, un estudio similar en hombres sin enfermedad cardiaca dirigido por la Clínica Cooper había concluído que cada punto que se ganaba en capacidad física se reducía la mortalidad un ocho por ciento.

“Actualmente nadie recomienda test de capacidad física a los individuos sanos, sin embargo, nuestro estudio ha demostrado el beneficio de esta prueba en mujeres asintomáticas”, explica la doctora Gulati, quien añade que este índice de capacidad puede ayudar a los pacientes a modificar sus estilos de vida.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.