Medir el movimiento para saber cómo evoluciona una enfermedad

Un proyecto pionero de la Universidad de Oviedo y el Hospital Universitario Central de Asturias utilizará la captura de movimiento para evaluar la evolución de diferentes enfermedades

Enfermedades y patologías relacionadas: Parkinson

A través de una tecnología se toman imágenes del paciente, con las que obtienen patrones de referencia que luego pueden permitir evaluar cómo marcha una enfermedad o de qué forma está funcionando un tratamiento. Esto es, en definitiva, lo que ha puesto en marcha la Universidad de Oviedo, a través del Campus de Excelencia Internacional, en el Laboratorio de Análisis Clínico del Movimiento, un proyecto que abrirá nuevas líneas de investigación relacionadas con la psicomotricidad de pacientes con diferentes patologías. La iniciativa, en colaboración con el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), aplicará las nuevas tecnologías de captura del movimiento al seguimiento de la evolución de enfermedades donde esté implicada la movilidad y tratamientos de rehabilitación.

El laboratorio cuenta con un avanzado equipamiento de toma de imágenes y software específico para la captura del movimiento. Esta tecnología permitirá evaluar las desviaciones del movimiento en diversas patologías y la evolución de la enfermedad y de las intervenciones terapéuticas aplicadas.

El sistema que se utilizará está constituido por un conjunto de sensores de movimiento que se fijan en ciertos puntos anatómicos y un software para captura y análisis de movimiento. La información proporcionada por los sensores durante la captura, en combinación con un software de animación 3D, permiten reproducir el movimiento trasladado a un modelo biomecánico, que posibilita posteriormente un análisis preciso de los movimientos capturados.

El catedrático de Pediatría de la Universidad de Oviedo y director del área de Gestión y Clínica de Pediatría del HUCA, Fernando Santos, será el coordinador científico del laboratorio, en el que figurará como asesor científico el especialista en Medicina Física y Rehabilitación del Hospital Valle del Nalón, Ricardo Llavona Fernández, y el Centro de Innovación de Mieres, que se encargará de desarrollar el software específico para este tipo de investigaciones.

Entre los objetivos del laboratorio cabe destacar:

• Obtener patrones de referencia en población sana.

• Caracterizar en diversas patologías las desviaciones del movimiento analizado en relación con el estándar de referencia establecido.

• Objetivar cuantitativamente los efectos sobre el tipo de movimiento analizado la evolución de la enfermedad y de las intervenciones terapéuticas aplicadas.

• Promover la colaboración con centros especialistas regionales, nacionales e internacionales

• Desarrollar el software específico adaptado a las alteraciones del movimiento objeto de investigación.

La Universidad de Oviedo firmará un convenio de colaboración con el HUCA para el desarrollo de las investigaciones, en un proyecto que surge del Campus de Excelencia Internacional de la Universidad de Oviedo, enmarcado en el Cluster de Biomedicina y Salud, en cuya agregación estratégica está integrado el HUCA. El equipamiento tecnológico del Laboratorio de Análisis Clínico del Movimiento forma parte del programa Profesionales Digitales impulsado por el proyecto Red.es del Ministerio de Economía y Competitividad.

Redacción: MedicinaTV

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.