Más Prozac y menos Freud

El consumo de antidepresivos por parte de los norteamericanos ha crecido notablemente en los últimos años, según un artículo publicado en el Journal of the American Medical Association (JAMA), aunque estos pacientes también tienden a acudir cada vez menos a los psicólogos.

Enfermedades y patologías relacionadas: Depresión

El estudio ha sido elaborado por el Instituto Psiquiátrico del estado de Nueva York y el Colegio de Médicos y Cirujanos de la Universidad de Columbia, que compararon las tendencias en los tratamientos para la depresión en 1987 y 1997, a partir de dos sondeos representativos de la población general. Los investigadores constataron que el índice de personas con depresión se ha triplicado entre estos años.

De estos pacientes, la cifra de aquellos a los que se les administraba antidepresivos es casi el doble, pues ha pasado de casi un 38 por ciento a casi un 75 por ciento, mientras que la proporción de pacientes que reciben tratamiento psicoterapéutico (consultan al psicólogo), se redujo de un 71 por ciento a un 60 por ciento.

La introducción a finales de 1987 de la fluoxetina (más conocido por su nombre comercial, Prozac), seguida de otros antidepresivos inhibidores de la reabsorción de la serotonina, son los factores que más han contribuido a estas nuevas tendencias, según los autores de este estudio. También ha contribuido, añaden, que los nuevos medicamentos suelen tener menos efectos secundarios, que su dosificación es más sencilla y que entrañan un menor riesgo de sobredosis que los antiguos antidepresivos.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.