Más besos y abrazos para superar la crisis

La solución de los niños españoles a la crisis pasa por pasar más tiempo en familia y mantener una actitud positiva. En definitiva, besos y abrazos, dedicar más tiempo al juego y sonreír más son los consejos que los niños españoles dan a sus padres para enfrentarse a la crisis.

Enfermedades y patologías relacionadas: General

Eso es lo que se desprende de los resultados del estudio Percepción de la realidad de los niños españoles: otra visión de la crisis realizado por el Instituto de Orientación Psicológica EOS, con la colaboración de TNS y Actimel de Danone. Por primera vez, son los niños quienes proponen soluciones para mejorar la situación actual y la mayoría de los más de 1.200 niños y niñas españoles de entre 6 y 12 años encuestados aconseja a sus padres que sean más positivos, compartan más horas de juego con ellos y se cuiden más para superar la situación actual.

Según explica el Dr. Francisco Rodríguez, psicólogo infantil y portavoz del Instituto EOS -quienes aconsejan seguir hábitos saludables de vida y alimentación reforzando la comunicación en el hogar-, “los niños captan todo lo que ocurre a su alrededor, no sólo los acontecimientos sino los estados de ánimo y las emociones de los adultos ante tales situaciones. Esto hace que perciban el estrés que manifiestan los padres ante la crisis económica. Dedicar tiempo a los hijos no solamente ayudará a reducir esta situación de ansiedad al implicarse en una tarea tan gratificante como es la relación con sus hijos, sino que también pueden aprender mucho de cómo los niños ven la crisis y sus sistemas de valores.”

Hábitos saludables para combatir los efectos de la crisis

A consecuencia de la crisis, 9 de cada 10 niños han notado que sus padres están más cansados. De hecho, los niños españoles manifiestan que sus padres se encuentran más preocupados y de peor humor que antes. Asimismo, señalan que sus padres llegan más tarde a casa o incluso trabajan más horas, por lo que tienen más sueño durante el día.

En este sentido y como uno de los principales efectos de la crisis en los pequeños, los niños responsabilizan a la crisis de que sus padres quieran jugar menos, estén menos alegres y sonrían menos, se enfaden más con ellos o no vayan al parque con frecuencia. De hecho, según la opinión de los niños, las tres excusas más utilizadas por los padres para no pasar tiempo con ellos son “ahora estoy cansado”, “luego jugamos” y “mejor no salimos y nos quedamos en casa”. Según afirma Francisco Rodríguez: “El estado físico y emocional de los padres se transmite a los pequeños: un padre agotado con pocas ganas y tiempo de jugar contagia esa sensación de apatía al hijo con consecuencias negativas para su educación. Además de intentar conciliar de la mejor manera posible la vida familiar con la vida profesional, es importante que el tiempo que los padres dediquen a los hijos sea de calidad. Y para ello es clave que los padres se cuiden, por su propio bienestar y el de sus hijos.” Precisamente esta solución es la que proponen los niños, según el estudio, el 96% cree que sus progenitores deberían mejorar sus hábitos saludables como cuidar su alimentación para tener energía durante todo el día, dormir más, trabajar menos y practicar algún deporte.

Álvaro Bordas, director de Comunicación de Danone, destaca la importancia de seguir unos hábitos saludables en los hogares: “En la etapa infantil es cuando se adoptan la mayor parte de hábitos que se van a seguir durante toda la vida. Aparte de la escuela, la familia es la principal responsable de inculcar a los niños la importancia de seguir una alimentación adecuada, de hacer actividad física y otros hábitos que contribuyen a un buen desarrollo físico y emocional. En este sentido, no sólo basta con decirlo a los pequeños, es fundamental que los propios padres sirvan también de ejemplo: un padre que se cuida enseñará de forma más convincente a su hijo. Los niños suelen imitar los hábitos de los padres y por ello es fundamental que sirvan de ejemplo, empezando con el cuidado de sí mismos”.

Más besos y abrazos para superar la crisis

El 98% de los niños españoles cree que puede aportar una solución a la situación de crisis y ésta pasa por aconsejar a sus padres que se cuiden más y pasen más tiempo en familia. Los niños, por una vez, cambian de rol y se convierten en consejeros de sus padres: “La mayoría de los niños opina que para que sus padres se sientan mejor tienen que seguir los mismos consejos que les dan a ellos, es decir: descansar, comer mejor y hacer deporte para estar más sanos” afirma Nuria Ayanz.

Los niños españoles creen además que en familia, la crisis se puede sobrellevar mejor: el 49% recomienda que los padres pasen más tiempo con ellos: compartiendo horas de juego y con más besos y abrazos. El 47% aconseja adoptar una actitud positiva, con más risas diarias.

El Dr. Francisco Rodríguez, psicólogo clínico y portavoz del Instituto de Orientación Psicológica EOS afirma que los niños perciben la crisis a través de sus padres: “A partir de los 6 años los niños son más conscientes de los problemas que afectan a los padres de lo que éstos creen. Por ello, es clave que los padres expliquen con normalidad situaciones adversas como puede ser la pérdida de trabajo, de poder adquisitivo o de tiempo libre para ellos debido a una ampliación de horario laboral. Una buena comunicación en el hogar es clave para mejorar la convivencia familiar y evitar que los hijos puedan sentir culpabilidad o inquietud ante comportamientos y actitudes paternas que no entienden”.

Al preguntar a los niños por su aportación personal para mejorar la situación económica, el 91% considera que ayudar más en casa, estudiar más y hacer los deberes más rápido son buenas iniciativas para contribuir a mejorar el estado anímico de los padres y juntos superar la crisis.

La crisis, más famosa que Messi y Cristiano Ronaldo

Según los datos de este estudio los niños españoles han oído hablar de la crisis, en el hogar o en los medios de comunicación, según ha explicado Nuria Ayanz, portavoz de TNS, durante la presentación de las cifras. La palabra “crisis” se antepone al nombre de sus ídolos del balón: el 40% de los niños españoles oye hablar diariamente de la crisis más que de “Messi” (27%) y de “Cristiano Ronaldo” (11%). El 9% de los encuestados declara que la cuarta palabra más escuchada al día es “paro”, seguida de “Rajoy” (7%), “hipoteca” (2%) e “indignados” (1%). Además el estudio también revela que son los niños aragoneses y los extremeños son los que más escuchan hablar sobre la crisis (49%), seguidos de los navarros. Los niños que menos oyen hablar de la crisis son los castellano y leoneses (27%) y los baleares (29%).

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.