Más alergia en la ciudad

La enfermedad polínica más frecuente es la rinoconjuntivitis, seguida por el asma bronquial, que afecta a un 35 por ciento de la población alérgica al polen de este país. Cerca de seis millones de pacientes en España son alérgicos al polen. La polinosis está causada por una reacción alérgica frente a los pólenes presentes en la atmósfera y que penetran en el organismo, generalmente a través de las mucosas expuestas al aire (ojos, nariz y boca). Según los expertos, el aumento del asma bronquial durante las dos o tres últimas décadas es el precio que debe pagarse por el desarrollo industrial en las ciudades.

Enfermedades y patologías relacionadas: Alergias, Asma, Rinitis

A esta conclusión se llega en un estudio realizado por la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC) en colaboración con la Consejería de Medioambiente de Castilla-La Mancha, en el que se trabaja comparativamente sobre dos ciudades que comparten el mismo tipo de polen (por su cercanía geográfica) pero con distinta contaminación ambiental: Ciudad Real y Puertollano (ésta última con un nivel de polución mucho mayor).

La conclusión principal del trabajo, tal y como la expone el doctor Francisco Feo, miembro del Comité de Aerobiología de la SEAIC, es que “Puertollano registró que un 24 por ciento de sus alérgicos incluidos en el estudio tuvieron que ser asistidos en urgencias u hospitalizados por su enfermedad, frente al 14 por ciento de los de Ciudad Real”.

Por otro lado, también se puso de manifiesto que las circunstancias ambientales de Puertollano provocaron una aumento en la toma de fármacos en esta localidad, “ratificando el concepto de que la evolución del asma es peor en una ciudad con niveles altos de contaminación”, según el doctor Feo. Y es que la contaminación ambiental unida a la falta de exposición durante la infancia a los gérmenes y al aumento del consumo de tabaco, a lo que se suman los factores génicos, son los más claros agravantes de las enfermedades alérgicas.

Sube la cifra de afectados

Los expertos indican que en los próximos años el 50 por ciento de la población será alérgica. Se considera que los factores genéticos van a potenciar en un futuro el número de estos pacientes, aparte de los factores medioambientales. Sin ir más lejos, ya puede predecirse que cuando los dos miembros de una pareja son alérgicos, existe un riesgo del 60 por ciento de que su descendencia también lo sea.

Al mismo tiempo, se está dando un cambio en el perfil del alérgico porque, si esta enfermedad estaba considerada como propia de jóvenes, ahora en las consultas es frecuente ver a pacientes en las franjas de edad extremas (niños y ancianos). El doctor Feo justifica este fenómeno en “la gran potencia de los pólenes en la actualidad”, cuyos efectos cabe recordar que suelen ser picor y enrojecimiento de ojos, lagrimeo, estornudos, y congestión y picor de la nariz.

Uno de los elementos que actualmente puede acentuar estos síntomas son las partículas diesel. Éstas, junto con el ozono y el óxido de nitrógeno, constituyen lo que sería la atmósfera contaminada y favorecerían el transporte del polen hasta el aparato respiratorio a la vez que aumentarían la capacidad alergénica de los pólenes.

Faltan especialistas

A nivel sanitario, uno de los grandes problemas a los que se enfrentan los pacientes alérgicos es la falta de especialistas y a las largas listas de espera que esto provoca. La escasez de alergólogos en España, y la casi ausencia de esta especialidad, se da tanto en hospitales como en centros de especialidades. Por Comunidades Autónomas, la repartición de especialistas es desigual, siendo las zonas más desatendidas Huesca y las Islas Baleares, donde no se cuenta con ningún alergólogo público.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.