¿Maltratos? Habla con tu médico

Un grupo de doctores en Irlanda evaluó la eficacia de preguntar a las mujeres en su consulta sobre violencia en la pareja y detectar el miedo al compañero, así como comportamientos de dominación, como un primer paso que ayude a prevenir casos de violencia doméstica.

Enfermedades y patologías relacionadas: General

Un estudio en Dublin, Irlanda, ha concluído que serían muy útiles programas de detección precoz de violencia doméstica en Atención Primaria, ya que un gran porcentaje de mujeres víctimas de esta violencia no busca ayuda.

El estudio, coordinado por la doctora Fiona Bradley y publicado en el British Medical Journal, tenía el objetivo de determinar la exposición de las mujeres a la violencia del compañero o esposo desde la consulta del médico generalista, además de determinar características personales y demográficas de las víctimas y la opinión de las pacientes frente a esta iniciativa. Para ello contaron con 22 doctores voluntarios de Atención Primaria que evaluaron a 1.871 mujeres para determinar qué porcentaje había experimentado violencia doméstica, la gravedad de esa violencia y el contexto en el que ocurrió.

Los resultados han sido preocupantes. De las 1.692 mujeres que habían mantenido una relación sentimental, más del 38 por ciento había experimentado comportamiento violento por parte de su pareja pero de ellas, sólo un 12 por ciento había hablado con un médico sobre el tema. Sin embargo, en la mitad de estos casos habían llegado a ser agredidas por su compañero. Y de las mujeres que habían sido agredidas, sólo una de cada cinco había hablado de ello a su médico de cabecera.

Por otra parte, cerca de un 70 por ciento de las 1.871 mujeres explicaron sufrir el comportamiento dominante de su compañero y un 28 por ciento confesó que en algún momento de su vida había sentido miedo de alguno de sus compañeros. Por todo ello, el 78 por ciento de las mujeres encuestadas consideró acertado que el médico de familia anime a hablar a las mujeres sobre el tema e intente detectar los casos de malos tratos. Según estimaciones del estudio, las mujeres que finalmente denunciaron los hechos a su médico tenían hasta 32 veces más miedo a su compañero que las que escogen no hablar de su problema.

La conclusión de los autores del estudio es que la incidencia de la violencia doméstica, tanto psicológica como física, es tan grande (casi dos de cada cinco mujeres la sufren), que se debería plantear el poner en marcha programas de detección en la Atención Primaria para encontrar casos de miedo a la pareja o comportamiento dominante, como primer paso hacia la prevención de los casos de violencia doméstica.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.