Mal de las Vacas Locas: Tranquilidad y prudencia

Miguel Arias Cañete, ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, ha anunciado que España cerrará sus fronteras al vacuno de reproducción francés e irlandés, como medida preventiva tras los últimos casos detectados del comúnmente conocido como "mal de las vacas locas". Además, el ministro anunció una reunión con los representantes de las comunidades autónomas para analizar la situación y poner en marcha un paquete de medidas, entre las que se incluyen la intensificación de los controles en los mataderos.

Enfermedades y patologías relacionadas: Mal de las vacas locas

Aunque Arias Cañete aprovechó para mandar un mensaje de tranquilidad a los consumidores de nuestro país, también admitió la preocupación del Gobierno por los últimos brotes aparecidos en Francia, aunque volvió a asegurar que España ha tomado las debidas precauciones hace mucho tiempo. Como ejemplo, explicó que su gabinete ya estaba redactando el plan de control y prevención de esta enfermedad para el próximo año.

Otras medidas

La decisión de cerrar las fronteras ya se ha comunicado a la Comisión Europea y a los gobiernos de Francia e Irlanda, y además se ha prohibido la entrada de animales con destino a sacrificio con más de 20 meses de edad procedentes de países como Reino Unido, Portugal o Suiza. La decisión afecta a los animales reproductores, ya que los terneros para carne se sacrifican entre los 10 y los 12 meses cuando, según estudios científicos, aún no han podido desarrollar la enfermedad, cosa que ocurriría entre los 20 y los 24 meses.

El departamento que encabeza Miguel Arias Cañete afirma que esta medida complementa a la “continua e intensa vigilancia que los servicios veterinarios de la Administración central y las comunidades autónomas mantienen sobre toda la cabaña ganadera”.

Por su parte, el presidente del Consejo General de Colegios Veterinarios, Antonio Borregón, afirma que España “es el único país de la Unión Europea que está exento de brotes de la EEB ya que desde un principio se tomaron las medidas preventivas correspondientes, tanto a nivel de comercio, por los piensos, como a nivel veterinario”.

Una prueba de ello podría ser la afirmación del gerente de la Confederación Interprofesional Española del Vacuno (Intervac), Javier Samper, quien afirma que en España no se ha detectado ni un solo caso de esta enfermedad.

Los consumidores consideran insuficiente la medida

Sin embargo, la Unión de Consumidores de España (UCE) cree que la medida de cerrar las fronteras al ganado francés e irlandés es insuficiente y exigió “un control eficaz”, en palabras del portavoz de esta organización, Enrique García. En especial, el portavoz de la UCE resaltó que debe reforzarse el control en los piensos del ganado “para que no pase como en Francia, donde se especula que los fabricantes de piensos se saltaron las prohibiciones”.

García opina que en todo este asunto, las administraciones nacionales y europeas “no han sido todo lo transparentes que deberían haber sido”, y exigió al Gobierno que se ponga en marcha un nuevo etiquetado obligatorio en carne vacuna que refleje la identificación del animal, su categoría, el número de autorización sanitaria del matadero y su fecha de sacrificio.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.