Madrugadas de infarto

Los infartos de miocardio aumentan un cuatro por ciento en invierno según el estudio PRIMVAC (El síndrome coronario agudo en la Comunitat Valenciana) que recoge datos desde 1995 hasta 2006. Además, el estudio va más allá y determina la franja horaria de las seis a las once de la mañana como la más frecuente en la que ocurren los infartos de miocardio.

Enfermedades y patologías relacionadas: Infarto / Angina de pecho

El doctor Enrique González, coautor del estudio, destacó que las principales causas de este incremento son dos: las oscilaciones de temperatura y presión, y la falta de luz.

Durante el periodo comprendido entre los meses de noviembre y febrero, las oscilaciones de temperatura y presión atmosférica influyen en la presión arterial media y en el sistema metabólico, ya que provocan la activación de determinadas sustancias y facilita su coagulación. Esto significa más trombosis.

El doctor González, sin embargo, dio más importancia a la luz como causa del incremento de infartos; dado que el patrón de comportamiento en áreas geográficas con escasa oscilación térmica, como Cuba, también se repite. Durante el invierno, los días son más cortos y, por tanto, tienen menos horas de luz solar. Esto supone una alteración de los ritmos circadianos fisiológicos y favorece los infartos.

La determinación de la franja horaria concreta, de las seis a las once de la mañana, como la más propensa en la que sufrir un infarto, se debe a reacciones propias del organismo. El cuerpo humano tiene una serie de controles que le preparan para la actividad diaria, que se ponen en funcionamiento antes de levantarse, como el aumento de la presión arterial y del azúcar. Además, el sistema simpático aumenta su actividad y se produce más vasoconstricción y más coagulación sanguínea. Así se explica el aumento de infartos y muertes súbitas por arritmia.

El estudio revela que la edad media de los pacientes que sufren infarto de miocardio es de 65 años. El 40 por ciento está por encima de los 70 años.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo coronarios son: contar con antecedentes de hipertensión arterial, dislipemia, la diabetes y el tabaquismo. El primer infarto de miocardio se da a los 55 años en las mujeres fumadoras, mientras que se retrasa hasta los 72 en las que no fuman. El infarto resulta más grave en mujeres que hombres. El porqué cabe buscarlo en la mayor media de edad y al hecho que es más frecuente que tengan diabetes, lo que provoca síntomas atípicos.

El presidente de INSVACOR, Rafael Rodríguez destacó la reducción del tiempo de aplicación del tratamiento del infarto. Se ha pasado de los 200 minutos en 1995, a 150 en 2006. No obstante, este dato queda lejos de los 90 minutos que recomienda la Organización Mundial de la Salud.

Rafael Rodríguez señaló la necesidad de una educación de la población para detectar rápidamente los síntomas, y contar con una estructura sanitaria que prevea un desplazamiento médico con material especializado.

Precisamente durante la clausura del Congreso Mundial de Cardiología en Barcelona en noviembre del año pasado, el director del Instituto del Tórax del Hospital Clínico de Barcelona, Josep Brugada, recordó que ya existen desfibriladores, igual que los que se utilizan en los hospitales, pero que son automáticos y fáciles de usar para la población ciudadana. El coste de cada unidad asciende a unos 1.800 euros. Los cardiólogos defienen que haya uno de estos desfibriladores en lugares en los que se produzca una gran concentración de gente.

Bloqueo arterial

El infarto de miocardio (ataque al corazón) se produce cuando parte del músculo cardiaco se daña o muere porque no está recibiendo oxígeno. Las arterias llevan el oxígeno al corazón. La mayoría de ataques al corazón son por causa de un bloqueo en estas arterias. Normalmente, el bloqueo es causado por la acumulación de depósitos de grasa dentro de la arteria.

Los ataques al corazón también pueden ser por causa de un coágulo de sangre que se fija en una parte estrecha de una arteria que se dirige al corazón. Hay más probabilidad de que se formen coágulos en los lugares en donde la acumulación de grasa ha hecho que la arteria se haga más estrecha.

Síntomas y prevención

Los síntomas del infarto de miocardio son variados. El dolor de un ataque el corazón puede sentirse como acidez estomacal fuerte. También se pueden presentan otros síntomas, como presión en el pecho, algunas veces acompañado de sudor, náusea o vómito. Es frecuente también el dolor que se extiende desde el pecho hasta la quijada, brazo izquierdo u hombro izquierdo o la sensación de “falta de aire” que dura más de un par de segundos.

La prevención del infarto de miocardio va ligada al cuidado en la vida diaria: evitar el tabaco, tener una dieta saludable baja en grasas saturadas y sodio, controlar los niveles de azúcar, realizar ejercicio físico aeróbico con regularidad y controlar el peso.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.