Madres fumadoras, hijos diabéticos

Fumar durante el embarazo aumenta el riesgo del niño de desarrollar diabetes y obesidad en etapas posteriores de su vida, según un estudio realizado por investigadores suecos. Asimismo, aseguran que los adultos jóvenes que fuman tienen también más posibilidades de padecer diabetes.

Enfermedades y patologías relacionadas: Adicciones, Diabetes, Tabaquismo

Las mujeres que fuman mientras están embarazadas pueden exponer a sus hijos a sufrir diabetes y obesidad en el futuro, según muestra un estudio publicado por el Brithish Medical Journal y elaborado por investigadores del Enheten for Klinisk Epidemiologi de Suecia.

Los autores del estudio han utilizado los datos de unos 17.000 nacimientos producidos en Reino Unido en el año 1958, donde las comadronas registraban el consumo de tabaco de las madres después del cuarto mes de embarazo. También se usaron informes sobre el hábito de fumar de las madres en 1974. Para completar la investigación, existían datos de exámenes médicos y revisiones realizadas en los hijos de madres fumadoras a la edad de 7 y 16 años y entrevistas posteriores sobre diabetes cuando estas personas tenían 33 años.

Entre las personas estudiadas desde la niñez, los autores identificaron a 15 hombres y 13 mujeres que habían desarrollado diabetes entre los 16 y los 33 años y a otros 602 que eran obesos a los 33 años. Estas circunstancias no son habituales para este grupo de edad y a pesar de que eran pocos los que resultaron afectados por esta enfermedad, la incidencia de la diabetes era tres veces mayor de lo que esperaban los investigadores.

El hecho de que la madre haya fumado durante el embarazo supone un auténtico riesgo de que el hijo desarrolle de manera temprana una diabetes tipo 2, concluyen los autores del estudio. Además, entre aquellos que no sufrían diabetes pero habían tenido madres fumadoras, había un número significativo de personas que eran obesas o con sobrepeso a los 33 años de edad.

La exposición al tabaco a la que se encuentra sometido el feto en el útero materno aumenta el riesgo de diabetes y obesidad, y además provoca una disfunción metabólica debido a que el feto puede quedar malnutrido o puede sufrir daños por las sustancias tóxicas del humo de los cigarrillos. Por todo esto, los autores de la investigación afirman que “se debe alentar a las mujeres para que no fumen durante el embarazo”.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.