Los trastornos de la menopausia se pueden evitar

El doctor Santiago Palacios, director del Instituto Palacios de Investigación Clínica en Ginecología y Metabolismo, señala que estos trastornos se pueden prevenir y tratar y que la mujer española no está ni sensibilizada ni informada en relación a la menopausia.

Enfermedades y patologías relacionadas: Menopausia

Según las estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el año 2030 más de un billón de mujeres en todo el mundo tendrán más de 50 años, con la esperanza de vivir varias décadas más después de la menopausia. Este aumento de la esperanza de vida trae también consigo el aumento dramático de la incidencia de las enfermedades asociadas con esta etapa. Por esta razón, la Sociedad Internacional de Menopausia anima a las diferentes naciones para que tomen medidas activas en la educación sobre la salud de la menopausia.

“En nuestro país, las mujeres viven con resignación, como si fuera algo natural, todos los problemas y alteraciones consecuencia de la menopausia, sin saber que la inmensa mayoría tienen solución. Es por ello que debemos centrar nuestros esfuerzos en las tareas de información y sensibilización”, explica el doctor Palacios. La menopausia se suele asociar con un elevado número de alteraciones y patologías que afectan a gran parte de las mujeres mayores de 50 años. Algunos de los problemas más frecuentes son: la aparición de enfermedades cardiovasculares, la osteoporosis y la presencia de cuadros depresivos y de ansiedad.

La menopausia suele aparecer entre los 45 y 55 años, aunque la media se sitúa en España en torno a los 48 años. Durante esta época es habitual la presencia de cuadros de obesidad, hipertensión arterial, hipercolesterolemia, diabetes, así como ansiedad y pérdida de memoria. Estas alteraciones son consecuencia de los cambios hormonales que se producen en esta etapa, ya que los ovarios van disminuyendo la producción de estrógenos (hormonas femeninas). A parte de los problemas a largo plazo que puede suponer la aparición de la menopausia, hay una serie de síntomas que la definen habitualmente, como son los sofocos, la pérdida de colágeno o la sequedad vaginal, entre otros.

Una de los tratamientos ante la aparición de estos síntomas sería la Terapia Hormonal Sustitutiva (THS). “Todos estos problemas pueden tener solución simplemente poniendo en marcha un tratamiento basado en la terapia hormonal sustitutiva. El problema es que, de todas las mujeres que podrían estar recibiendo este tratamiento, tan sólo lo recibe el 7 por ciento. Esta cifra se ve reducida al 1,3 por ciento a los tres años de haber comenzado el tratamiento”, explica el doctor Palacios. Según la opinión de este especialista, la menopausia, tratada adecuadamente, no ha de ser más que un cambio en el organismo de la mujer que no debe influir negativamente ni en su salud ni en su calidad de vida.

“La mujer debe sensibilizarse de los problemas que pueden ir asociados a la menopausia pero, sobre todo, a que esos problemas pueden prevenirse, orientándolos y abordándolos de una forma multidisciplinar pensando, especialmente, en el concepto de salud integral de la mujer”, añade el doctor Palacios. La alimentación equilibrada, el ejercicio físico, el abandono del tabaco o la moderación en el consumo de alcohol son algunos de los consejos que este especialista propone para prevenir la enfermedad.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.