Los tacones mejoran la sexualidad

Utilizar zapatos de tacón alto puede tonificar el cuerpo de forma moderada a la vez que mejorar la sexualidad, según un estudio. ¿Cómo? Los tacones altos benefician a los músculos del suelo pélvico mejorando su fuerza y habilidad de contracción.

Enfermedades y patologías relacionadas: General

Los científicos han descubierto que los zapatos de tacón – culpable de las fracturas por estrés y de dolor en las articulaciones – pueden aportar algunos beneficios para la salud.

Maria Cerruto, uróloga de la Universidad de Verona, quien encabezó el estudio, dijo que ella llevó a cabo sus investigaciones para desterrar falsas creencias, sin fundamento científico, que relacionan el uso de tacones de aguja con el desarrollo de distintas patologías, entre ellas la esquizofrenia.

“Como una mujer que ama a los zapatos de tacón, traté de encontrar algo saludable en los mismos”, confiesa cerruto. “Y al final logré mi objetivo: los tacones afectan a la actividad del suelo pélvico reduciendo el dolor y mejorando la salud sexual”, afirma. Ahora intenta demostrar que utilizarlos a diario puede reducir la necesidad de hace ejercicios pélvicos.

Los tacones han estado de moda desde hace más de cuatro siglos, pero en los últimos 50 años se les han atribuido una variedad de problemas de salud como los juanetes, las fracturas por estrés, el dolor de rodilla o un mayor riesgo de padecer artritis.

En el estudio que se publicó en la revista European Urology participaron 66 voluntarias con una edad inferior a 50 años en las que se probaron diferentes inclinaciones de sus talones para mesurar la actividad eléctrica de los músculos pélvico.

Se encontró que aquellas que mantenían su talón a 15 grados del suelo -el equivalente a un tacón de siete centímetros- mostraron una menor actividad eléctrica. Y esto sugiere que cuando las mujeres llevan tacones altos los músculos pélvicos están más relajados, aumentan su fuerza y capacidad de contracción.

¿Cómo funciona el suelo pélvico?

La musculatura del suelo pélvico se compone de un grupo de músculos que sostienen la parte baja del abdomen. Es el arco protector de apoyo para la vejiga, útero y recto. Y además, desempeñan un papel fundamental en la satisfacción sexual.

El correcto funcionamiento de estos órganos depende, en gran parte, de que esta musculatura esté sana y fuerte.

Es normal que estos músculos se debiliten después del embarazo y el parto, y con el propio envejecimiento del cuerpo. Las consecuencias de la debilitación son la incontinencia urinaria de esfuerzo, los prolapsos y las disfunciones sexuales.

Para fortalecer el suelo pélvico existen algunos ejercicios, pero -aunque bastante sencillos- a menudo muchas mujeres tienen dificultades para realizarlos. Por ello, la doctora Cerruto tiene esperanzas en que los zapatos de tacón alto sean una solución.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.