Los suplementos de calcio podrían elevar el riesgo de infarto en un 30 por ciento

Cuando se toman suplementos de calcio, los niveles en sangre suben en las siguientes cuatro a seis horas hasta el extremo máximo del rango normal. Una mayor cantidad de calcio en sangre puede conducir a la formación de placas en los vasos, lo que a su vez puede provocar un ataque cardíaco, accidentes cerebrovasculares y otras enfermedades cardiovasculares.

Un estudio de la Universidad de Auckland, en Nueva Zelanda, ha determinado que los suplementos de calcio podrían aumentar el riesgo de sufrir un ataque cardíaco en hasta un 30 por ciento, según los datos publicados en la revista British Medical Journal.

Igualmente, estas pequeñas tabletas, que tienen concentradas dosis de calcio, han sido asociadas con mayores incidencias de accidente cerebrovascular (ACV) y muerte, pero no estadísticamente significativas.

Por ello, los investigadores han recomendado que las personas que consumen los suplementos “consulten con sus médicos, coman alimentos ricos en calcio e intenten otras intervenciones, como hacer ejercicio, no fumar y mantener un peso saludable para prevenir la aparición de la osteoporosis”.

“La gente considera a los suplementos de calcio como naturales, pero realmente no lo son”, ha explicado Ian Reid, profesor de Medicina de la University of Auckland, en Nueva Zelanda.

Junto a un equipo en Gran Bretaña y Estados Unidos ha conducido un metaanálisis formado por 11 estudios que siguieron a casi 12.000 ancianos durante cuatro años.

La mitad de ellos tomaron suplementos de calcio y la otra mitad un placebo sin contenido terapéutico. La investigación concluyó que “si 1.000 personas consumen calcio durante cinco años, se ha estimado que se registrarán 14 ataques cardíacos, 10 accidentes cerebrovasculares y 13 muertes más que entre un grupo de personas sin tratamiento”, ha indicado.

Si bien los expertos no están seguros acerca del mecanismo biológico por el cual los suplementos de calcio podrían dañar al cuerpo, estudios pasados asociaron los altos niveles del mineral en la sangre con una mayor cantidad de ataques cardíacos y daño en los vasos sanguíneos.

“Cuando se toman suplementos de calcio, los niveles en sangre suben en las siguientes cuatro a seis horas hasta el extremo máximo del rango normal”, ha señalado. Sin embargo, eso no ocurre cuando se consume el calcio en la dieta, “debido a que el calcio de los alimentos se absorbe lentamente y los niveles en sangre casi no cambian”, ha agregado.

Una mayor cantidad de calcio en sangre puede conducir a la formación de placas en los vasos, lo que a su vez puede provocar un ataque cardíaco, ACV y otras enfermedades cardiovasculares, ha subrayado el Profesor Reid.

“Las población siempre se centra en los niveles de grasa en la sangre como impulsores de ese proceso, pero cada vez hay más evidencia de que los niveles de calcio pueden hacer lo mismo”, ha alertado.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.