Los riesgos del verano en la playa

El mar, el sol, la arena, un bonito bronceado, la brisa marina,. Todos estas palabras seguramente le traerán recuerdos de algún verano transcurrido en la playa. Pero quizá estas otras, quemaduras, insolación, picaduras de medusa o cortes de digestión, también le traerán recuerdos, aunque no tan agradables.

Enfermedades y patologías relacionadas: Quemaduras

Viajar es un placer y mucho más si el destino elegido es la costa, pero veranear en la playa entraña ciertos riesgos para la salud que conviene conocer para poder evitarlos en la medida de lo posible.

Uno de los mayores peligros con el que se puede encontrar, si el destino elegido para pasar sus vacaciones estivales es la playa, es el sol. Los rayos solares, beneficiosos para la salud si se toma el sol con precaución y bien protegido, pueden producir quemaduras considerables y otro tipo de dolencias como, por ejemplo, una insolación.

En los meses de verano también aumenta las posibilidades de sufrir las picaduras de ciertos insectos o animales. En el caso concreto de la playa, las medusas representan el mayor peligro. Sepa como tratar una picadura de medusa y, sobre todo, conozca los lugares en los que su presencia es más frecuente para evitar su picadura.

Tampoco hay que olvidar que durante el verano es cuando se suelen producir con más frecuencia los denominados cortes de digestión . En este sentido, es conveniente adoptar algunas medidas de prevención.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.