Los expertos advierten del peligro de relacionar alcohol y ocio

Los jóvenes y preadolescentes asocian cada vez más el ocio del fin de semana con un elevado consumo de alcohol en intervalos cortos de tiempo. Los expertos advierten que este fenómeno, derivado de otras constumbres como el consumo de alcohol en celebraciones familiares, aumenta dramáticamente los accidentes de tráfico y la mortalidad en las carreteras. Por ello, recomiendan no coger el coche si se intuye que se superan los niveles permitidos. Seguir este consejo es la única forma de evitar que para muchos jóvenes y sus familias se acabe la fiesta.

Enfermedades y patologías relacionadas: Adicciones, Alcoholismo

Expertos de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) advierten que hay una tendencia creciente a consumir cada vez más alcohol fuera de las comidas, en el tiempo de ocio y las celebraciones. En palabras de los responsables de esta asociación “está aumentando el número de jóvenes de ambos sexos de entre 13 y 25 años que los fines de semana creen encontrar en el alcohol el camino más corto hacia la diversión”. A pesar de que el consumo de alcohol causa un 40 por ciento de los accidentes mortales en las carreteras españolas.

La adicción al alcohol también es una triste problemática en nuestro país. Según datos de la semFYC, hoy el 20 por ciento de la población en España bebe en exceso y una de cada veinte personas tiene síndrome de dependencia del alcohol. Esta asociación subraya que un 25 por ciento de los varones que acude a la consulta de Atención Primaria presenta problemas por el consumo excesivo de alcohol, un problema que se está abriendo camino rápidamente en colectivos que antes se consideraban abstemios, como los preadolescentes, las mujeres y los ancianos.

Evolución del alcoholismo en España

Estas tendencias han sido recogidas en el libro Alcohol: Recomendaciones, escrita por siete médicos de familia y editada por la semFYC. Según esta guía, un consumo que mostraría un inicio de drogodependencia del alcohol sería un consumo semanal por encima de los 280 gramos de alcohol en los hombres (que equivaldría a 28 cervezas, 28 vasos de vino o 14 copas de whisky o coñac) y a 170 gramos en las mujeres (el equivalente a 17 cervezas o vasos de vino y 8,5 copas de whisky o coñac). Unos niveles que pueden provocar graves problemas en nuestra salud.

El número de consumidores de bebidas alcohólicas en España ha aumentado en las últimas dos o tres décadas. Los estudios del semFYC afirman que un uno por ciento de la población reconoce emborracharse a diario, del que el 96 por ciento son menores de 29 años. La cifra se triplica los fines de semana, días en los que la mitad de fallecidos en accidentes de tráfico presentan alcoholemia positiva. De los jóvenes de entre 15 y 28 años, el 70 por ciento bebe los fines de semana, y las diferencias de consumo entre hombres y mujeres están tendiendo a reducirse.

También ha crecido la tasa de víctimas mortales entre la población de entre 16 y 25 años por accidentes de circulación, violencia y accidentes en el medio laboral derivados del consumo de alcohol. En el caso de los accidentes de tráfico, en más del 50 por ciento de los casos el alcohol está implicado.

Por ello, la prudencia y la moderación son las mejores armas para prevenir este grave problema. Si se intuye que uno mismo o alguna persona cercana tiene un problema con el alcohol, el ser sincero con nuestro médico o el animar a serlo a esa persona, es la mejor forma de salir del pozo o evitar caer en él.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.