Los estrógenos pueden disminuir la conducta de comer compulsivamente, según experto

Canal: Nutrición

Los estrógenos regulan el peso corporal y pueden disminuir la conducta de comer compulsivamente.

Fotolia_54603201_Subscription_Monthly_Modificadatamaño

Los estrógenos regulan el peso corporal y pueden disminuir la conducta de comer compulsivamente, tal y como han demostrado diversos estudios que, como señala el doctor Rubén Nogueiras, del Departamento de Fisiología de la Universidad de Santiago de Compostela, demuestran que disminuyen la ingesta e incrementa el gasto energético.

“Hay numerosos trabajos que demuestran que los estrógenos reducen el peso, al disminuir la ingesta e incrementar el gasto energético. Asimismo, la disminución o ausencia de las hormonas, como por ejemplo en la menopausia, induce la ganancia de grasa”, ha explicado este experto.

Asimismo, destaca que “las hormonas realizan estas acciones regulando la ingesta y las calorías que gastamos, además de regular la distribución de la grasa corporal”.

El experto ha participado en la conferencia Las hormonas sexuales sí importan: riesgo cardiovascular, obesidad e hipogonadismo, celebrada en el marco del 57 Congreso anual de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN).

Otro trastorno hormonal frecuente en obesidad, que ha tenido cabida dentro de este encuentro, es la falta de testosterona que se asocia a alteraciones del colesterol, diabetes y elevada tensión arterial. “Todo ello provoca mayor mortalidad cardiovascular”, ha asegurado la doctora Silvia Pellitero, del Hospital Germans Trias i Pujol.

En esta línea, esta experta ha trasladado las últimas novedades sobre el problema del hipogonadismo, afección en la cual los testículos en los hombres producen pocas o ninguna hormona sexual. “La mejoría del hipogonadismo se ha asociado a la reducción ponderal o de peso, bien con dieta o con cirugía”, ha explicado.

Según los datos que ofrece esta experta, “la asociación entre hipogonadismo y obesidad es de hasta un 50%-70% en los pacientes con obesidad grave, incluso existen datos de una mayor prevalencia (75%), aunque varían en función de la metodología con que se ha determinado la testosterona en cada laboratorio. Sin embargo, la asociación es elevada (50% de la población con obesidad frente al 2% en población general)”.

Si bien, la mejoría del hipogonadismo resulta más efectiva tras la cirugía de la obesidad (bariátrica), ya que, tal y como apunta, “la pérdida de peso y las consecuencias negativas de la obesidad se revierten de manera más sostenida”.

Descubre más artículos sobre Consejos y curiosidades en el canal Nutrición.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR