Los españoles preferirían saber si padecen Alzheimer antes incluso de presentar síntomas

Canal: Cerebro

Los resultados de una encuesta internacional revelan que la mayoría de los españoles (71 por ciento) tendría interés en conocer si padece la Enfermedad de Alzheimer antes incluso de padecer los primeros síntomas. El estudio, realizado en Estados Unidos y cuatro países europeos (Francia, Alemania, España y Polonia) ha sido diseñado y analizado por Alzheimer Europa y la Escuela de Salud Pública de Harvard.

Enfermedades y patologías relacionadas: Alzhéimer, Demencia

Los resultados a nivel global revelan que más del 85 por ciento de los encuestados en los cinco países estudiados afirman que si presentaran confusión y pérdida de memoria, les gustaría saber si la causa de estos síntomas es la enfermedad de Alzheimer. Más del 94 por ciento desearía lo mismo si un miembro de su familia presentara estos síntomas. Los resultados se han presentado durante la Conferencia Internacional de la Asociación del Alzheimer de 2011 (AAIC 2011).

En cuatro de los cinco países, entre ellos España, la enfermedad de Alzheimer era el segundo mayor temor relacionado con la salud después del cáncer. Se pidió al público que eligiera qué enfermedad tenían más miedo de contraer de una lista de siete enfermedades, que incluía el cáncer, la insuficiencia cardiaca y el ictus. Alrededor de la cuarta parte de los adultos en cuatro de los cinco países afirmó que la enfermedad que más temen contraer es el Alzheimer.

El miedo al Alzheimer aumenta con la edad, pero incluso los adultos jóvenes están preocupados, y aproximadamente una de cada siete personas entre 18 y 34 años elige el Alzheimer como la enfermedad que tiene más miedo a contraer de la lista mencionada.

La encuesta revela que una gran mayoría de las personas ha tenido alguna experiencia con la enfermedad de Alzheimer. La mayoría de los encuestados en los cinco países afirma que conoce o ha conocido a alguien con Alzheimer, aproximadamente siete de cada diez en Francia (72 por ciento), Alemania (73 por ciento), España (77 por ciento) y los Estados Unidos (73 por ciento), y un 54 por ciento en Polonia. Además, alrededor de tres de cada diez encuestados tienen alguna experiencia personal con un miembro de la familia con Alzheimer. En concreto, en España esto ocurre en una de cada tres personas (33 por ciento), un dato que varía en el resto de países desde el 19 por ciento en Polonia hasta el 42 por ciento en los Estados Unidos.

Probablemente este elevado nivel de contacto con la enfermedad de Alzheimer ha contribuido a la amplia identificación de los síntomas comunes, como la confusión y la desorientación, que reconocieron al menos el 86 por ciento y el 88 por ciento de los consultados, respectivamente.

Pocas personas reconocen la gravedad del Alzheimer, pues sólo un 40 por ciento sabe que es una enfermedad mortal (33-61 por ciento). En España, más de la mitad de la población (53 por ciento) lo desconoce.

De hecho, el Alzheimer es la séptima causa principal de muerte en los países desarrollados y la única causa de muerte entre las diez primeras que no puede prevenirse ni curarse.

Los españoles, los más escépticos sobre la existencia de tratamientos para el Alzheimer

Muchos de los encuestados piensan que ya existe un tratamiento médico o farmacológico eficaz para reducir la progresión del Alzheimer y aliviar sus síntomas, aunque en el caso de los españoles sólo un 27 por ciento cree en la existencia de los mismos (frente al 40 por ciento de los franceses, el 42 por ciento de los alemanes, el 47 por ciento de los estadounidenses y el 63 por ciento de los polacos). Además, casi la mitad cree que hay una prueba médica fiable para determinar si una persona que sufre de confusión y pérdida de memoria se encuentra en las primeras fases de la enfermedad de Alzheimer (48 por ciento de los españoles).

La encuesta también demostró el interés del público por las pruebas predictivas. Aproximadamente dos terceras partes de los encuestados (71 por ciento en España) afirmaron que se someterían a una prueba médica que les permitiera saber si iban a padecer la enfermedad de Alzheimer antes de presentar ningún síntoma.

El Presidente de la Confederación Española de Asociaciones de Familiares de Personas con Alzheimer y otras Demencias (CEAFA), Arsenio Hueros, destaca la importancia de este estudio tanto para el médico como para el paciente. “Existe una fase precoz de la enfermedad en la que el conocimiento de lo que está pasando es importante. Según datos de la investigación, la mayoría de los españoles prefiere saber si padece la enfermedad, incluso antes de padecer los síntomas, una mentalidad práctica que le ayudará como paciente a enfrentarse en mejores condiciones a ella y a disponer de un tiempo para resolver sus asuntos presentes y futuros”.

Heike von Lützau-Hohlbein, presidente de Alzheimer Europa, explica: «Los resultados demuestran la importancia de ser sinceros con los pacientes al diagnosticar la enfermedad de Alzheimer. Como médico, reconozco lo importante que resulta para las personas antes que nada poner un nombre a todas las incertidumbres de su afección y después tener tiempo para poner sus asuntos en orden. Siempre será difícil recibir un diagnóstico de este tipo, pero los médicos deben permitir que los pacientes y sus seres queridos tomen las medidas adecuadas. Los resultados también muestran que existe un alto nivel de concienciación de la enfermedad de Alzheimer, lo cual es un testimonio del éxito de las numerosas campañas de concienciación coordinadas por las asociaciones contra el Alzheimer”.

El Dr. Robert Blendon, profesor de política sanitaria y análisis político de la Escuela de Salud Pública de Harvard, comenta: «Muchas personas tienen altas expectativas en relación con las posibilidades de las alternativas de tratamiento y las pruebas médicas. Es importante que los médicos hablen con los pacientes sobre las opciones de tratamiento y las pruebas que están o no disponibles».

Florence Lustman, coordinadora del plan de Alzheimer francés, destaca: «El Alzheimer es una enfermedad mortal que afecta a la vida de la mayoría de las personas en algún momento. Una de las principales prioridades del Plan de Alzheimer francés es el diagnóstico precoz, y los resultados de la encuesta refuerzan este enfoque. Las conclusiones demuestran que el público desea mayoritariamente recibir un diagnóstico”.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.