Los españoles, los pacientes más baratos

España es el país de la OCDE que menos gasta en sanidad por habitante, según un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico. Según su último informe Panorama de la salud con datos de 1998 y 1999, cada español gastó de forma directa o indirecta en servicios sanitarios una media de 1.062 euros, casi 177.000 pesetas.

Enfermedades y patologías relacionadas: General

Nuestro país se sitúa por detrás de Alemania, que gasta cerca del doble en cada habitante (2.102 euros), Dinamarca (casi 1.900), Francia (1.800) o Reino Unido (1.344). En cuanto a inversión, España destinó el siete por ciento de su Producto Interior Bruto a la Sanidad, situándose en el undécimo lugar de los Quince de la Unión Europea.

Pero el informe también revela que España es uno de los países con menos oferta de camas en los hospitales, concretamente, es el segundo país por la cola con 3,9 camas de hospital por cada mil habitantes. A pesar de que España es el segundo país que más ha incrementado su inversión en salud entre 1970 y 1999, con un 3,4 por ciento, sólo por detrás de Francia con un seis por ciento.

Este informe de la OCDE recoge los datos de los últimos dos años de la pasada década en los 30 países miembros de la organización y concluye que alrededor de tres cuartas partes de los gastos en salud están cubiertos por fondos públicos, una tendencia creciente que, según el estudio, “se ha traducido en una carga impositiva y de cotizaciones sociales”.

El informe señala también el problema de que los avances tecnológicos y científicos han incrementado las armas contra las enfermedades, pero con ello también los costes, por lo que en los últimos 30 años, las administraciones se han visto obligadas a combinar la modernización de su servicio con estrictas políticas de ahorro.

¿Ahorro o falta de recursos?

Algunas de estas políticas, como el recorte de la duración de las estancias hospitalarias o la aplicación de la cirugía de día, se refleja también en nuestro país con un descenso del número de camas disponibles en los hospitales.

En cuanto a gastos en medicamentos, la multitud de novedades terapéuticas también ha disparado el gasto farmacéutico. España es el quinto país que más gasta en fármacos, a lo que destina casi un 21 por ciento de la factura total de sanidad, muy por encima de la media de la OCDE, de poco más del 14 por ciento.

En España la media de hospitalizaciones en 1998 fue de casi 114 por cada mil habitantes, muy por debajo por la media de los países de la OCDE de 165 ingresos, siendo la segunda por la cola justo delante de Holanda con casi 108 hospitalizaciones. En cuanto a enfermos agudos, España y Holanda también fueron los países que menos pacientes acogieron, con 110 y 99 respectivamente.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.