¿Los españoles los más longevos?

La Medicina ha conseguido alargar la esperanza de vida en el mundo occidental. Pero no solamente es importante conseguir vivir más años, sino disfrutarlos con la cabeza lo más clara posible. Enfermedades como la demencia o el Alzheimer siguen empeorando la calidad de vida en los últimos años de muchas personas. Pero los especialistas auguran la llegada de una "revolución de la longevidad" ya que se controlarán mejor algunas enfermedades cerebrales gracias a los avances en el control de las enfermedades del corazón.

Enfermedades y patologías relacionadas: Ictus, Alzhéimer, Demencia

En el año 2025 los españoles serán centenarios y la población más longeva del mundo, apuntaba recientemente un informe publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). El estudio fue citado por el neurólogo José Manuel Martínez Lage durante el transcurso del curso Corazón y cerebro: ecuación crucial del envejecimiento de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo para recordar que no sólo es importante vivir más años, sino hacerlo con la mejor calidad de vida posible.

Según Lage, profesor de Neurología del Hospital Clínico Universitario de Navarra, “dentro de dos décadas seremos centenarios y llegaremos a esta edad en condiciones mucho mejores de lo que lo hacemos ahora a los 70″, y ello gracias a que si entonces se controlan mejor las enfermedades cardiovasculares se podrán controlar parte de las enfermedades cerebrales, añadió el doctor Eduardo Benarroch, profesor de Neurología de la Mayo Clinic Medical School en Estados Unidos.

Seremos más viejos y menos ancianos

El doctor Martínez Lage afirmó que dentro de dos décadas habrá “más viejos y menos ancianos”, entendiendo que “viejo es el que cumple años mientras que anciano es aquel que cumple años con decrepitud”. Otro de los ponentes del curso, el doctor Pedro Zarco, catedrático de Cardiología del Hospital Clínico Universitario San Carlos de Madrid, explicó cómo el mundo emocional repercute directamente sobre el corazón, pues existe “una comunicación contínua entre corazón y cerebro”, de tal forma que las emociones y respuestas del cerebro a agresiones ambientales afectan a la función del corazón.

Estos especialistas señalaron el estrés como uno de los problemas psicológicos que más negativamente puede repercutir en el funcionamiento del corazón. “Mientras que el estrés agudo permite al ser humano sobrevivir o superar situaciones concretas”, constituyendo un mecanismo de defensa, “el estrés crónico, que responde a una situación de la que uno no se puede defender o es incapaz de superar, supone una exposición continuada a hormonas del grupo de los corticoides, lo que constituye un riesgo deletéreo”, explicó el doctor Zarco.

Por su parte el doctor Benarroch afirmó que si se controlan las enfermedades cardiovasculares se podrán controlar parte de las enfermedades del cerebro, sobre todo, las degenerativas puras generadas en los vasos sanguíneos cerebrales, como la demencia.

Si existen fallos en la circulación sanguínea en el cerebro muchas células nerviosas pueden morir, por lo que la dependencia del cerebro a la actividad circulatoria le convierte en un órgano “muy vulnerable”, según este especialista de la Mayo Clinic. Para evitarlas, el paciente puede empezar por mejorar el control de factores como el colesterol, la dieta o la hipertensión, además de abandonar y evitar hábitos como el tabaquismo.

Otra de las grandes esperanzas son las terapias génicas que pueden derivar de la publicación del Mapa del Genoma Humano, aunque los especialistas se mostraron cautos, pues aún no se conoce la función de cada uno de los genes que se expresan en el cerebro y el corazón para conseguir corregirlos cuando estén alterados.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.