Los centros de salud te ayudan a dejar de fumar

¿Dónde acudir si se desea dejar de fumar? Según la semFYC, el ámbito de la Atención Primaria es el marco adecuado para emprender medidas de prevención antitabáquica y acometer terapias para dejar de fumar. En opinión del doctor Thomas, es muy importante que la población sepa que desde los centros de salud también se pude acceder a las diferentes terapias antitabaco.

Existe una creencia bastante generalizada de que para recibir ayuda médica con el fin de dejar de fumar es necesario acudir a las unidades hospitalarias especializadas. Es precisio que la población sepa que en los centros de salud también se puede acceder a estos tratamientos. Los profesionales de Atención Primaria, constituidos por médicos de familia y personal de enfermería, tienen entre sus responsabilidades la misión de detectar distintos hábitos de riesgo para la salud, uno de los cuales es el tabaquismo”, explica el presidente de la semFYC. Si un médico de Atención Primaria detecta que un paciente es fumador, “se informa adecuadamente al paciente sobre lo que este hábito puede suponer para su salud y, si desea dejar de fumar, se le ofrece ayuda”, añade.

Los médicos de Atención Primaria representan un colectivo cuya labor en la lucha contra el tabaquismo puede llegar a un mayor número de personas. Esta tarea empieza en los propios centros de salud con el ejemplo de los profesionales, que no fuman ante los pacientes y con la aplicación de la normativa de no fumar dentro del centro, salvo en un espacio reservado. Otra medida importante es el consejo sanitario. Este consejo, según el Grupo de Abordaje del Tabaquismo (GAT) de la semFYC, debe ser siempre motivador, enfocado con carácter positivo, con el fin de destacar las ventajas para la salud de dejar de fumar y para que el paciente no se sienta nunca presionado. Por su parte, el doctor Thomas comenta que “sólo cuando las medidas acometidas por el equipo de Atención Primaria no resulten efectivas” es cuando se deberá “remitir al paciente a las unidades hospitalarias especializadas, que disponen de más medios”.

Terapias antitabáquicas:

1. Terapias conductuales.- Consisten en una serie de cuestionarios que ayudan al médico a valorar el grado de dependencia del paciente al tabaco. Ayudan a mentalizar paulatinamente al adicto de las innumerables ventajas de dejar de fumar. Con estas terapias se pretender motivar y reforzar el deseo y la voluntad para conseguir que abandone el hábito.

2. Tratamiento farmacológico.- Son tratamientos sustitutivos de nicotina. Existen tres tipos: por vía oral, por vía nasal y por vía transdérmica.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.