Los cascos evitan la mayor parte de las lesiones graves en el esquí

Los cirujanos orales y maxilofaciales recomiendan la obligatoriedad de utilizar cascos de protección total, sobre todo en niños. El mejor es el casco integral ya que protege todo el rostro.

Enfermedades y patologías relacionadas: Traumatismos craneoencefálicos, General

Los cascos integrales en el esquí evitarían la mayor parte de lesiones graves, según ha advertido la Sociedad Española de Cirugía Oral y Maxilofacial (SECOM) con motivo del Día Mundial del Esquí, que se celebra el 20 de enero.. Un estudio publicado en el número de diciembre de la revista British Journal of Sports Medicine revela que hasta una quinta parte de las lesiones en el esquí se produce en la cabeza y que los cascos protegen del 60% de las mismas.

Según el doctor Joan Birbe, miembro de la junta directiva de SECOM, “el casco convencional no evita las lesiones en la boca y la mandíbula, que en su mayoría son graves y pueden dejar secuelas permanentes. Por eso los cirujanos orales y maxilofaciales recomendamos el casco integral, que protege todo el rostro, o en su defecto, el sencillo junto con una máscara protectora facial, como la que utilizan los jugadores de rugby”. Las máscaras que utilizan otro tipo de jugadores, como los de fútbol, tienen una función rehabilitadora, para consolidar el hueso tras una fractura.

Los cascos “reducen claramente el riesgo y la severidad de las lesiones de cabeza en el esquí y el snowboard”, y no están asociados a ningún riesgo, ni siquiera a un comportamiento más temerario, según revela un estudio publicado en noviembre en la revista Journal of Trauma and Acute Care Surgery. Por ello, aseguran los autores, “los cascos están altamente recomendados en el esquí recreativo y en el snowboard”.

El uso del casco es obligatorio en algunos países, como Italia y Austria en los niños, aunque en algunas provincias de Canadá la obligación se extiende a los adultos. “En una pista de esquí pueden alcanzarse velocidades de más de 100 kilómetros por hora. Si en un coche, con la protección de la carrocería, es obligatorio el cinturón de seguridad y el airbag, no tiene sentido que en los deportes invernales en los que hay gran velocidad no se exija ninguna protección”, advierte el doctor Arturo Bilbao, presidente de SECOM.

Protección en niños

Esta obligatoriedad debería ser aún mayor en el caso de los niños, subraya el doctor Bilbao. Recientes estudios han demostrado que la falta de entrenamiento y los excesivos riesgos en los descensos son las causas más importantes de los accidentes entre los esquiadores en edad escolar y que la mejor manera de evitarlos es mediante el calentamiento y la protección con el caso integral.

La Asociación Turística de Estaciones de Esquí y Montaña (ATUDEM) recomienda en su reglamento de uso “un casco protector homologado, especialmente en el caso de los niños”. Sin embargo, no existe obligatoriedad al respecto.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.