Los beneficios de la meditación para la salud

El estrés y la ansiedad consciente o inconsciente nos provocan entre el 50 y el 75 por ciento de las enfermedades que sufrimos, según indica la doctora Isabel Heraso. La meditación es una técnica que nos permiten vernos desde fuera, autopsicoanalizarnos y cambiar nuestras vidas. La Dra. Heraso nos lo explica en su libro Método Fácil para Aprender a Meditar y Recobrar la Salud.

Enfermedades y patologías relacionadas: Depresión, Dolor, Dolor de espalda, Dolor crónico, Ansiedad, General

En el marco de la presentación del libro Método Fácil para Aprender a Meditar y Recobrar la Salud, la Dra. Isabel Heraso, Directora de la Unidad de Dolor de la Clínica San Francisco de Asís y Presidenta de la Fundación Internacional del Dolor (FID), explicó que había escrito este libro para ayudar a difundir entre las personas que sufren dolor que se pueden sustituir muchas de las pastillas que nos prescriben por técnicas de meditación que nos ayuden a autoanalizar las causas de nuestra enfermedad.

“En las consultas, lo primero que recetamos es un relajante muscular o un ansiolítico. Antes de prescribir ningún medicamento, los clínicos deberíamos analizar y conocer qué es lo que ha provocado la enfermedad a nuestros pacientes y a nosotros mismos. Averiguar las causas que nos ha llevado al médico”, comentó la Dra. Heraso.

Esta especialista aclaró que nuestro cuerpo es un “chasis o carrocería” que no aguanta tanta presión y, normalmente los daños psicológicos conducen al sufrimiento físico. Posteriormente, surgen las enfermedades. Vivimos en una sociedad competitiva al máximo. “Por ejemplo, a nuestros jóvenes universitarios ya no se les valora sus conocimientos, sino que, además -si quieren triunfar y desarrollar sus carreras- deben ser atractivos, simpáticos, dominar al menos dos idiomas, deben empatizar, vestir de forma “chic”, conseguir una pareja diferencial, pagar una hipoteca o alquiler y lograr tener descendencia. En nuestra sociedad de consumo o cumples con estas normas o no das la talla”, comentó la doctora Heraso. Y aclaró que todas estas cargas y autoexigencias nos hacen un daño psicológico que termina destruyendo nuestro cuerpo y provocando enfermedades.

Según la Dra. Heraso, todas las enfermedades comienzan por sufrir grandes dosis de estrés, lo que provoca elevados niveles de cortisol en nuestra sangre. Los elevados niveles de cortisol de forma mantenida nos origina problemas en nuestro sistema inmunológico y, es entonces, cuando llegan las enfermedades.

La Dra. Heraso comentó que escribió este libro para que las personas puedan ser capaces de adquirir herramientas que les ayuden a autocontemplarse desde lejos y verse desde otra perspectiva. “Cuando uno se contempla desde fuera, puede autoevaluarse e identificar las dianas que nos están produciendo la enfermedad”, señala esta especialista.

Desde hace años, las técnicas de meditación, también denominadas “mindfulness” en inglés, se practican en Estados Unidos y en aquellos países donde el capitalismo es puro y existen pocas ayudas sociales.

De hecho, se acaba de publicar el estudio reciente en la prestigiosa guía científica Pubmed en el que pone de manifiesto que la práctica diaria de las técnicas de meditación reduce la ansiedad hasta en un 44 por ciento y la depresión hasta en un 34 por ciento. Asimismo, los resultados de este estudio revelaron que todos los pacientes que participaron en este estudio redujeron su percepción de dolor y aumentaron su bienestar tras practicar meditación durante 8 semanas, 20 minutos al día. Tras un año de seguimiento, estos pacientes experimentaron mejoras cuantificables en su percepción del dolor tanto físico como emocional.

Antes de sufrir dolor, se sufre estrés

En base a estas cifras y demostraciones científicas, la Dra. Heraso recomienda a todas las personas que sufren ansiedad, dolor o estrés practicar técnicas adecuadas de meditación antes de tomar pastilla, pues está demostrado que la mente puede crear las sustancias que necesitamos para relajar nuestro nivel de conciencia y eliminar niveles dañinos de cortisol en nuestra sangre. “Las pastillas tratan solo los síntomas, pero la meditación te enseña a verte desde el papel del observador y a no caer por el precipicio. Recomiendo a mis pacientes que se pongan pequeños letreros a diario que les recuerden que al menos tres veces al día tienen que mirarse desde fuera y autoevaluarse por escrito. Debemos ver dónde estamos y analizar qué situaciones permanentes nos han provocado determinadas enfermedades y sufrimiento emocional. Solo detectándolas, podremos salir de ellas”, explicó .

La doctora afirma que la meditación, si se practica de forma correcta, puede mejorar el estado funcional y el bienestar y reducir los síntomas físicos y los trastornos psicológicos en una población heterogénea. “La práctica de la meditación ha demostrado mejorar la calidad de vida de las personas que sufren ansiedad, estrés o dolor crónico. Este libro pretende ser una guía para enseñar a los pacientes a practicar esta terapia de forma correcta. Ellos pueden ver lo que les está produciendo sufrimiento. A las personas no hay que darles un pez, sino enseñarlas a pescar y eso es lo que pretendo”, recalcó esta especialista.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.