Los accidentes de tráfico provocan más del 30% de las lesiones medulares

Canal: Solidario

De cara a las salidas programadas en estas fiestas navideñas se recomienda evitar el consumo de alcohol, el exceso de velocidad y las distracciones al volante.

Enfermedades y patologías relacionadas: Traumatismos craneoencefálicos, Lesión medular traumática, General

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias recomienda, de cara a las salidas programadas en estas fiestas navideñas, evitar el consumo de alcohol, el exceso de velocidad y las distracciones al volante, que pueden ocasionar accidentes de tráfico.

Así, insiste en recordar que más del 30% de las lesiones medulares son provocadas por accidentes de tráfico, según datos de la Unidad de Lesionados Medulares del Complejo Hospitalario Universitario Insular Materno Infantil de Gran Canaria.

Los accidentes de tráfico provocan al año unas 600 lesiones medulares graves en nuestro país. Las consecuencias de una lesión medular pueden traducirse en paraplejias o tetraplejias, traumatismos craneales, fracturas, contusiones de diversa consideración, y en el peor de los casos, la muerte. Además, los accidentes de tráfico suponen la primera causa de muerte en personas ente 16 y 35 años, tanto en Canarias, como en el resto del país y Europa.

La conducción es una actividad que requiere que las capacidades psicofísicas del conductor estén en perfecto estado, permitiéndole la reacción adecuada ante las distintas situaciones que pueden sucederse en la carretera. Todas las drogas afectan a la capacidad de conducir por los efectos que provocan sobre el Sistema Nervioso Central; el consumo de drogas crea una falsa sensación de euforia y seguridad que hace valorar los hechos de forma diferente a como éstos son en realidad. De este modo, la persona al volante puede tomar decisiones equivocadas con un amplio margen de error entre el resultado que se esperaba y el que finalmente ha tenido.

Primeros auxilios

Los conocimientos en primeros auxilios sanitarios entre la población pueden ayudar a reducir el índice de mortalidad como las secuelas que permanecen en los accidentados. Mantener la calma, no mover a la víctima y llamar al 112 para contactar con el Servicio de Urgencias son las instrucciones básicas ante cualquier caso de accidente.

En los accidentes de tráfico es importante extremar las medidas de seguridad en el lugar siniestrado para evitar el atropello de nuevas víctimas que acuden al auxilio. Para ello, si las circunstancias lo permiten, es aconsejable aparcar en el arcén, con las luces de emergencias encendidas, quitar la llave del contacto del vehículo accidentado e inmovilizarlo en caso necesario, y señalizar el lugar con triángulos reflectantes.

Si el accidentado sangra abundantemente debe comprimirse la herida, a ser posible con un paño limpio, directamente sobre la herida y mantener una presión continua. En ningún caso se deben hacer torniquetes. En caso de dolor intenso, deformidad, hinchazón o imposibilidad de mover un miembro, se recomienda no tocar, ni mover el miembro lesionado.

Ante la presencia de quemaduras, se requiere enfriar la zona con agua fría de forma que no caiga directamente sobre la zona afectada, durante al menos 10 minutos. Si en la zona quemada tuviera ropa, no se debe retirar ni aplicar ninguna sustancia.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.