Liposomas: una nueva terapia contra el cáncer de ovario

Las jornadas sobre Avances en el Tratamiento de Cáncer de Ovario, convocadas por la Asociación Española de Oncología Médica (SEOM) en Tenerife, sirvieron para presentar uno de los avances en su lucha. La posibilidad de introducir el medicamento suministrado en liposomas, con el objetivo de hacer llegar al tumor una dosis mayor durante un periodo de tiempo más largo.

Enfermedades y patologías relacionadas: Cáncer, Cáncer de ovario

La novedad parte de los liposomas stealth, producto de una innovadora tecnología que hace invisible el fármaco y por ello impide al sistema inmune poder detectarlo. Así se evita que el medicamento se libere antes de tiempo, y lo hace justo sobre el tumor, recibiendo las células tumorales una dosis mayor y más duradera.

El doctor Miguel Ángel Izquierdo, del Instituto Catalán de Oncología, sin embargo, recuerda que la eficacia de los tratamientos actuales, la cirugía y la quimioterapia, dependen de la fase en la que se detecta la enfermedad en la mujer. “Cuando el tumor se detecta en estados iniciales, el objetivo es la curación, lo que se logra en el 70 por ciento de los pacientes”, destaca el doctor Izquierdo, y recuerda que “en los estadios más avanzados, las probabilidades de curación se reducen significativamente”.

El asesino silencioso

Cada año se diagnostican en España 3.000 nuevos casos de cáncer de ovario y más de 1.600 mujeres fallecen por esta causa, según datos del SEOM. El ritmo de las ciudades y el mayor periodo de ovulación influyen en el crecimiento de la incidencia de esta enfermedad a la que se conoce como “el asesino silencioso”, ya que no presenta síntomas hasta que se encuentra en estado avanzado, lo que suele ocurrir entre los 70 y 80 años.

Esta alta tasa de mortalidad, en opinión del doctor César Mendiola, coordinador del grupo español de investigación en cáncer ginecológico (PSAMONA), se debe precisamente al diagnóstico tardío de la enfermedad, por lo que el principal objetivo de los especialistas es concienciar a las mujeres de la importancia de las revisiones periódicas y dar con mecanismos de detección en un estadio más prematuro.

Además, se está intentando determinar a través de la genética la población de riesgo.

Factores que pueden influir en la aparición del cáncer

En la aparición del cáncer de ovario pueden influir factores hereditarios, ambientales y hormonales. Entre los primeros se encuentran los antecedentes familiares de tumores ginecológicos. Los años fértiles de la mujer también actúan, como señala el doctor Andrés Cervantes, presidente del grupo Español de Investigación en Cáncer de Ovario: “una ovolución prolongada, con una menarquía precoz o una menopausia tardía, incrementa el riesgo”, asegura.

Los factores hormonales están relacionados con otros de tipo ambiental. En opinión del doctor Mendiola, “el incremento de la esperanza de vida, las razones económicas, la incorporación de la mujer al mundo laboral y el ritmo vertiginoso de las grandes ciudades, dan lugar a menos embarazos y a un mayor periodo de ovulación y, en consecuencia, a que haya una mayor incidencia de cáncer de ovario”, opina este experto.

También en Medicina TV: ¿El cáncer se hereda?

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.