Las uñas, signo de alerta de varias enfermedades

Desde la psoriasis hasta la insuficiencia renal o la cirrosis hepática, son varias las enfermedades que provocan alteraciones o manchas en las uñas.

Enfermedades y patologías relacionadas: Insuficiencia renal, Psoriasis, Dermatitis, General, Cirrosis

Las alteraciones y manchas persistentes en las uñas pueden ser un aviso de que hay algún tipo de enfermedad de la piel o del organismo, según ha informado el dermatólogo José María Mascaró, quien, no obstante, ha matizado que “casi todo el mundo” tiene algún tipo de alteración “banal” y que, no por ello, padecen alguna patología.

En este sentido, en declaraciones a Europa Press, el experto ha explicado que las enfermedades de la piel, tales como psoriasis o eczemas, suelen producir alteraciones en las uñas, al igual que algunas sistémicas como, por ejemplo, la insuficiencia renal o la cirrosis hepática.

En el caso de las patologías orgánicas, ha proseguido Mascaró, suelen aparecer unas manchas negras longitudinales en las uñas que no desaparecen conforme van creciendo sino que persisten en el tiempo. Es ahí cuando, según ha apostillado, es necesario acudir a un especialista para que realice un diagnóstico.

“Si se sabe leer las uñas se pueden aprender muchas cosas dado que pueden indicar una enfermedad que todavía no ha sido diagnosticada”, ha recalcado el experto, tras subrayar que las manchas blancas anchas y transversales pueden ser un síntoma de insuficiencia renal o cirrosis.

Ahora bien, este experto ha negado que las pequeñas manchas blancas de las uñas reflejen una falta de calcio y ha explicado que estas alteraciones se suelen deber a leves microtraumatismos que se producen cerca de la cutícula por gestos tan comunes como meterse las manos en los bolsillos de unos vaqueros ajustados.

De hecho, según ha explicado el doctor y profesor de Dermatología de la Universidad de Granada, Vicente Delgado, el calcio no tiene relevancia en las uñas, ni siquiera en la dureza de las mismas. En cambio, ha asegurado, las proteínas si juegan un papel esencial en las uñas ya que les aportan dureza.

Además, este especialista ha advertido también de que morderse las uñas puede provocar microtraumatismos a lo largo de todo el lecho ungueal –la parte que se encuentra debajo de las uñas–, alterando así su anatomía. “A parte de los problemas estéticos que ocasiona, morderse las uñas puede alterar la forma de los dientes, afectar a la salud ungueal y, también, ocasionar pequeñas heridas que hacen que el dedo se inflame y duela”, ha detallado Delgado.

Evitar los quitaesmaltes con acetona

Por todo ello, el doctor Mascaró ha recomendado que, para tener unas uñas saludables, se evite el uso de quitaesmaltes que contengan acetona y se realice “con mucho cuidado” la manicura con el objetivo de evitar quitar “mucha cutícula” dado que puede producir infecciones.

Asimismo, ha aconsejado no abrir frecuentemente latas de metal y poner crema hidratante después de la ducha con el fin de hidratarla, prevenirla frente a factores externos y suavizar las cutículas.

“La uña está hecha para proteger el dorso de los dedos y se utiliza para muchos usos. Por ello, y porque es una parte importante de nuestro cuerpo, hay que cuidarlas para que duren”, ha zanjado el especialista en Dermatología.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.