Las principales manifestaciones víricas de la piel

El estrés, las exposiciones solares de larga duración o la fiebre son las principales causas de la repetición de episodios de herpes simple, herpes zoster o papilomas en la piel. Muchas veces estas manchas o vesículas que aparecen en la dermis son el reflejo de enfermedades de origen vírico.

Enfermedades y patologías relacionadas: Quemaduras, Herpes labial

El herpes zoster es una infección viral común que está acompañada de una erupción dolorosa con vesículas pequeñas en un área de la piel, que puede aparecer en cualquier parte del cuerpo. Aun cuando la erupción desaparece, el dolor puede continuar durante meses y en algunos casos muy extremos, hasta durante años. La causa de la aparición del herpes zoster es el virus varicela-zoster, causante de la varicela. Después de que una persona haya padecido esta enfermedad, el virus permanece latente en ciertos nervios durante un cierto tiempo. La doctora Carmen Ventura, dermatóloga del Institut Universitari Dexeus (USP) de Barcelona, explica que “el herpes zoster es una infección que produce erupciones cutáneas muy dolorosas constituidas por ampollas llenas de líquido. Es una variante de la varicela que afecta a las terminaciones nerviosas causando posibles lesiones neurológicas. Los síntomas son escalofríos, fiebre, náuseas y diarrea, acompañados de una sensación de picazón”, afirma.

Una infección vírica más sencilla pero también molesta es el denominado herpes simple. Son unas microvesículas dolorosas, llenas de líquido que se sitúan en el labio superior o en las mejillas y aunque desaparezcan, el virus se mantiene latente dentro de los ganglios, y así puede volver a reproducirse en el mismo sitio que en la vez anterior. Para la doctora Ventura “las causas más frecuentes de los nuevos episodios suelen ser el estrés, las largas exposiciones al sol, fiebre, gastritis”, y el tratamiento consiste en “tener la zona limpia, la aplicación de ciertas cremas y en algunos casos, hasta la medicación”, explica.

Los papilomas también son unas de las manifestaciones víricas más comunes. Son usuales en la infancia, ya que la manera más fácil de contagiarse es en piscinas, colegios o gimnasios. “Los papilomas son pequeñas verrugas causadas por un virus, que generalmente aparecen en la planta del pie. El tratamiento normalmente consiste en su extracción, siendo la reaparición bastante frecuente. Los papilomas afectan más a los niños, mientras que los herpes más a los adolescentes”, acaba la doctora Ventura.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.