Las mujeres, víctimas principales del cáncer de pulmón

Debido a las diferencias metabólicas entre hombres y mujeres hay muchas dolencias que no afectan por igual al sexo masculino que al femenino. El cáncer de pulmón afecta actualmente al doble de mujeres que hombres, desbancando al cáncer de mama, que hasta ahora era una de las enfermedades que más muertes causaba entre la población femenina.

Enfermedades y patologías relacionadas: Cáncer de pulmón, Tabaquismo

El aumento del número de mujeres fumadoras que se ha observado en los últimos años ha puesto en alerta a los estudiosos del cáncer de pulmón. La asociación Americana del Cáncer (American Cancer Society), calcula que al acabar este año se habrán diagnosticado más de 80.000 casos en todo el mundo, 67.000 de los cuales acabarán en muerte. Estas cifras superan a las del cáncer de mama, que hasta ahora era una de las enfermedades que causaban mayor mortalidad femenina.

Según los expertos, el riesgo de contraer la enfermedad es dos veces mayor en el caso de las mujeres, por lo que las convierte en las principales víctimas de este tipo de cáncer. Un estudio elaborado por un equipo de investigadores del Presbyterian Hospital de Nueva York alerta del aumento de las mujeres fumadoras que desarrollarán el cáncer en diez años si las autoridades sanitarias no toman medidas drásticas para evitarlo. Para demostrar esta teoría, se estudiaron mil casos de personas mayores de 60 años que llevasen como mínimo diez años fumando. Los resultados de la muestra resultaron reveladores. De los individuos estudiados, diez hombres tenían cáncer de pulmón, mientras que eran 19, casi el doble, las mujeres que sufrían esta misma enfermedad. Según este estudio, las mujeres con hábito de fumar tienen el doble de posibilidades de contraer cáncer de pulmón que los hombres fumadores. Esta diferencia se debe a que las mujeres asimilan los agentes carcinógenos de una manera diferente a los hombres y que puede haber un efecto directo de esta substancia cancerígena en los estrógenos (hormona sexual femenina).

Así pues, nos encontramos con que el desarrollo del cáncer de pulmón sigue creciendo cuando se trata de mujeres (y en diez años se calcula que éste será mucho mayor) mientras que, en el caso de los varones, el número de fumadores mermó desde principios de los años 90 y sigue en descenso. En estos datos no se incluyen los llamados “fumadores pasivos”, es decir, aquellos que de forma involuntaria inhalan el humo del tabaco de otras personas. Se calcula que unas tres mil personas no fumadoras mueren anualmente por esta causa. Entre estos fumadores pasivos se incluyen los futuros bebés. Para ellos, que su madre fume puede significar desarrollar infecciones en los pulmones y en los oídos, asma y pulmonía. El riesgo de llamado síndrome de muerte súbita del lactante también es mayor en bebes cuyas madres hayan fumado durante el embarazo. Así pues, no es de extrañar que las instituciones sanitarias se centren en informar a este sector de la población del riesgo que supone la adicción al tabaco.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.