Las enfermedades tropicales ya no son exóticas

Expertos en Medicina Tropical y Salud Internacional reunidos en el V Jornadas de Casos Clínicos en Medicina Tropical y Salud Internacional, que ha acogido estos días el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, han advertido de que las patologías importadas "han dejado de ser un problema de salud exótico para convertirse en un problema de salud con entidad propia".

Enfermedades y patologías relacionadas: General, Enfermedades parasitarias, Enfermedad de Chagas

En este sentido, el responsable de la consulta de Salud Internacional del Hospital Virgen del Rocío, el Dr. Elías Cañas, aludió al “aumento” cada vez más frecuente del número de personas por este tipo de patologías, algo que achacó “a un mundo globalizado, donde hay permanentemente desplazamientos de personas”.

Explicó que las enfermedades importadas son un problema de salud que afecta, tanto a viajeros intercontinentales como a inmigrantes, y que exige el trabajo en equipo de distintos profesionales, especialmente infectólogos y microbiólogos.

“El trabajo en equipo y la coordinación son aspectos fundamentales en este campo emergente de la medicina”, ahondó por su parte el Dr. Juan Luis Haro, infectólogo de la consulta de Salud Internacional del mismo hospital, quien justificó este tipo de jornadas y reuniones “que nos permiten intercambiar experiencias, detectar nuevos problemas de salud que van apareciendo como consecuencia de la movilidad poblacional y plantear las estrategias diagnósticas y terapéuticas más adecuadas”.

Destacaron que, si bien los métodos directos y clásicos de visualización de los parásitos suelen ser suficientes para el diagnóstico de muchas infecciones, otras presentan una mayor dificultad y complejidad diagnóstica, teniendo en ocasiones que recurrir a técnicas serológicas o de biología molecular innovadoras y no disponibles en todos los centros sanitarios.

Es el caso del paludismo o malaria, “una de las enfermedades más relevantes dentro de las enfermedades importadas, no sólo por elevada frecuencia sino por la posibilidad de un desenlace fatal en personas sin inmunidad previa”, alertaron.

De igual modo, aludieron a la enfermedad de Chagas (parasitosis del continente americano con riesgo de transmisión en áreas no endémicas de madre a hijo o mediante transfusiones de sangre y hemoderivados) o el estudio de una eosinofilia.

Los expertos reunidos en Sevilla discutieron sobre cuatro casos clínicos de pacientes atendidos en diferentes hospitales andaluces que presentaban una especial complejidad de manejo. Posteriormente, se dedicó una ponencia a las lesiones cutáneas en la piel de raza negra, a cargo de representantes del Hospital de Poniente (El Ejido, Almería), con gran experiencia en este campo.

Así, y a modo de ejemplo, en el Hospital Virgen del Rocío se atendieron en el último año hasta 250 pacientes con enfermedades infecciosas importadas. La fiebre fue el principal motivo de consulta -con casos diagnosticados de paludismo y dengue-, seguido de las diarreas y alteraciones gastrointestinales y las lesiones cutáneas.

Mención especial requiere la atención a los pacientes con enfermedad de Chagas, que puede cursar de forma asintomática pero con riesgo de desarrollar evolutivamente afectación visceral, cardíaca y/o digestiva. Es, precisamente, en esta última enfermedad donde los profesionales sevillanos tienen diferentes líneas de investigación enfocadas al tratamiento de los pacientes crónicos y a nuevos protocolos terapéuticos que disminuyan los efectos adversos de los fármacos disponibles.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.