Las alergias aumentan en Navidad

La gamba o la cigala son los mariscos que más reacciones provocan. Por otro lado, también están los frutos secos, presentes en salsas y postres.

Enfermedades y patologías relacionadas: Alergias, General

El jefe de Servicio de Alergia del Hospital Clínico Universitario Virgen de la Arrixaca de Murcia, Juan Antonio Pagán Alemán, ha advertido que las alergias más temidas en Navidad son las debidas a los alimentos que se suelen tomar en Navidad y no en otras épocas del año, como mariscos, el pescado, algunas frutas y los frutos secos.

Las carnes “apenas provocan alergia” y los pescados “dan un poco más”, pero dentro de los alimentos de mar, advierte que los que más reacciones provocan son el marisco y, concretamente, la gamba o la cigala, es decir, el “marisco de pata”. También suelen provocar alergias, pero en menos proporción, los moluscos como el calamar o las almejas, y los crustáceos, así como los frutos secos, sobre todo las almendras, las nueces, los cacahuetes, el pistacho, las pipas o las avellanas.

En este sentido, Pagán explica que las personas que ya son alérgicas suelen tener antihistamínicos o corticoides en casa, pero en esta época del año suelen producirse reuniones y cenas con amigos fuera del hogar o en casa de familiares, por lo que no tienen la medicación a su disposición. Por ello, les recomienda llevar un botiquín con antihistamínicos, corticoides y adrenalina para los casos de urgencia.

Pagán advierte que entre un 20 y un 21 por ciento de la población general es alérgica y Murcia está entre las tres primeras regiones con más incidencia de la alergia de España. La alergia más importante en la Región es a los pólenes, seguida de la alergia a los ácaros y las alergias a los animales, sobre todo a gatos, perros, conejos y caballos.

A continuación se sitúan las alergias a mohos y hongos de ambiente, sobre todo el hongo llamado alternaria, mientras que las alergias a alimentos afectan actualmente de un seis a un ocho por ciento de los pacientes alérgicos, y este porcentaje va en aumento, al tiempo que se incrementan los casos de reacciones graves por este motivo.

Pagán advierte que en estas fechas también se producen, obviamente, las alergias a los alimentos que son de cualquier época. Antes, recuerda que las alergias estaban muy relacionadas a la producción de fruta que hay en la Región, pero esto ha cambiado porque ahora los supermercados y tiendas traen frutas de todo tipo, de tipo tropical por ejemplo.

También recuerda que en estas fechas se suelen dar alergias ambientales a alérgenos que hay en invierno. Por ejemplo, explica que hay pacientes con rinitis y asma bronquial alérgico que tienen síntomas por alergia a ciprés, que suele provocar problemas en invierno, así como a gramíneas como la caña, aunque “no hay tanto cañal en la Región de Murcia como en otras zonas”.

En cualquier caso, ha subrayado que el polen que está dando más problemas en la Región de Murcia en Navidad es el del ciprés, un tipo de árbol que “se encuentra muy presente en las urbanizaciones, en los jardines y en los cementerios”.

Síntomas de la alergia

Los síntomas, advierte Pagán, son de iniciación rápida y afectan sobre todo a la piel, provocando urticaria tras comer almendras o gambas, por ejemplo. En un 8 o 10% de las alergias a alimentos también se produce “anafilaxia”, que se desencadena cuando aparece una reacción inmediata que afecta a varios órganos de una manera rápida y la mayoría de veces grave.

Cuando da una reacción anafiláctica, Pagán explica que el alimento produce un edema de glotis al pasar por la garganta para deglutirlo, y los alérgicos sufren “una sensación de ahogo muy importante”. Esto se acompaña de urticaria generalizada por todo el cuerpo, con mucho picor y habones o bultos en la piel que cambian de lugar cada media hora o cada hora, así como la hinchazón de párpados y labios.

El jefe de Servicio de Alergia de la Arrixaca remarca que los cuadros de anafilaxia, a veces se acompañan de síntomas abdominales, con vómitos, diarrea, malestar general o hinchazón general.

Cómo reaccionar

En el caso de sufrir reacciones alérgicas, Pagán recomienda ir de urgencia a un centro de salud o a un hospital. No obstante, puntualiza que los centros públicos del Servicio Murciano de Salud disponen de unas guías de atención a pacientes alérgicos a medicamentos y otras emergencias alérgicas y que “está bastante bien planificado”.

En este sentido, los enfermos que ya saben de antemano que son alérgicos y van a cenar fuera de casa, ya cuentan con instrucciones expresas de los alergólogos, y tienen a su disposición un botiquín que es como un estuche pequeño con cremallera donde llevan adrenalina precargada autoinyectable con una jeringuilla. Esta medicación se la inyecta directamente el paciente en el muslo. El estuche también lleva antihistamínicos y corticoides para tomar ‘in situ’ de forma oral. Una vez administrados estos medicamentos, el alérgico evita el peligro de muerte, pero debe de ir a un hospital o a un centro de salud a continuar tratamiento, según señala el jefe de Servicio de Alergia de la Arrixaca.

Sin embargo, la primera vez que los pacientes sufren alergia sin que ellos sean conscientes de ser alérgicos, Pagán aconseja llamar al Teléfono Único de Emergencias ‘1-1-2′, donde recibirán instrucciones de lo que deben de hacer. Si la reacción es leve, este alergólogo explica que lo importante es tomar un antihistamínico si se tiene a mano y, a continuación, ir de inmediato a un servicio de urgencias donde le puedan administrar si lo precisa adrenalina, corticoides, antihistamínicos o la medicación que necesite concretamente ese paciente.

Si en el servicio de urgencias ven que el paciente está grave, “le facilitarán el traslado en ambulancia al hospital de referencia o al lugar más cercano en el que pueda haber una Unidad de Cuidados Intensivos y se le puede atender”.

Pagán matiza que la alergia se manifiesta más frecuentemente desde los 3 a los 25 años, empezando con estornudos, picor de nariz, la sensación de fatiga con ruidos de pecho y pitos, etcétera. La alergia a alimentos o medicamentos se suele acompañar frecuentemente de síntomas cutáneos como urticaria, edema de párpados y labios, etcétera.

Una patología más grave en esta enfermedad es la anafilaxia, donde el paciente sufre de forma inmediata los primeros 20-30 minutos tras la ingesta del alimento o el medicamento, urticaria con sensación de ahogo a nivel de garganta, fatiga, mareo, etcétera. En este último caso descrito es donde está indicada la aplicación de adrenalina autoinyectable por el mismo paciente o una persona que lo acompañe, acudiendo inmediatamente a un servicio de urgencias después de llamar al 112 de emergencias. La alergia disminuye mucho en personas mayores de 60 años, aunque se ven algunos casos poco frecuentes con este comienzo tardío.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.