Lactancia materna ¿hasta qué edad?

La mayoría de las madres desea dar el pecho pero se ven obligadas a dejarlo antes de lo previsto. El 89% deja de dar el pecho antes de que el niño cumpla un año, y se establece la media de edad del destete en los 6 meses.

Enfermedades y patologías relacionadas: General

El estudio Hábitos de Lactancia Materna, llevado a cabo por el grupo de trabajo español de la Global Breastfeeding Initiative (Iniciativa Global para la Lactancia Materna), incluye entre sus conclusiones que la vuelta al trabajo de las madres y la falta de condiciones adecuadas para la extracción de la leche materna, representa uno de los principales obstáculos para la continuación de la lactancia durante el tiempo recomendado. Éste es uno de los resultados que arroja el estudio presentado por la Dra. Marta Díaz, Profesora de la Universidad de La Laguna, coordinadora del Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría, y líder de la delegación española de Global Breastfeeding Initiative.

La lactancia materna es de vital importancia para el desarrollo saludable del recién nacido. A pesar de que muchos países apoyan la recomendación de la OMS de que los niños deben alimentarse exclusivamente con leche materna hasta los seis meses de vida, diferentes estudios demuestran que actualmente, tanto en países desarrollados como subdesarrollados, las tasas no son todo lo buenas que debieran. Así, el escaso seguimiento de esta recomendación supone para los expertos un problema de salud pública.

Los resultados del estudio, cuyo objetivo es analizar los hábitos de lactancia de las madres residentes en España profundizando en los beneficios y perjuicios percibidos en este comportamiento, ponen de manifiesto las dificultades de las madres a la hora de mantener la lactancia materna, especialmente tras su vuelta al trabajo.

Actualmente, entre las entrevistadas, un 89% de las madres dan o han dado el pecho a su hijo. En el 11% de las que no han dado el pecho, el principal motivo es haber tenido problemas con lactancias anteriores.

El estudio, en el que han participado 569 mujeres, desvela que, por grupo de edades, las tasas de lactancia materna van descendiendo desde un 69% en el grupo de 0-3 meses hasta un 18% en el grupo de 19 a 24 meses. En la mayor parte de los casos las madres dejan de dar el pecho antes de que el niño cumpla un año (89%), y se establece la media de edad del destete en los 6 meses.

De las madres que en el momento de la encuesta están dando lactancia mixta, es decir combinan leche materna y artificial (46%), el principal motivo para haber introducido la leche artificial fue la obligación de incorporarse al trabajo. En línea con esta conclusión, el 68% de las madres alguna vez se han extraído la leche materna para dársela a su hijo por biberón, y el principal motivo para ello ha sido el poder continuar con su actividad profesional.

Las madres que continúan con la lactancia, proyectan dar el pecho durante más tiempo del indicado por las madres que ya han abandonado esta práctica. Una proporción elevada de madres esperan continuar con esta práctica hasta que el bebé “quiera” y consideran como la edad adecuada para el destete después de los 12 meses. La edad media a la que estiman dejar de dar el pecho a su hijo es de 17 meses, algo que finalmente muchas de ellas no pueden llevar a cabo.

Motivaciones para dar el pecho

La salud del bebé y considerar la lactancia la mejor forma de alimentarle, son las principales motivaciones para dar el pecho.

El principal beneficio de la lactancia para el bebé, es que lo protege de enfermedades e infecciones (81% )y para ellas, como madres, que es el método más natural (78%) y una satisfacción personal (50%).

En este sentido, la Dra. Marta Díaz afirmó que la lactancia materna es “óptima” debido a que “cumple las necesidades nutricionales del bebé y aporta beneficios al menor y a la madre”. Así, para el menor, sostiene que le aporta “factores de defensa, de actividad biológica y de protección contra la alergia, la diabetes, el cáncer o la obesidad”.

Por el contrario, el principal inconveniente que las madres perciben en la lactancia se basa en la relación con el entorno: complicación con la actividad laboral (48%), seguido de dificultad de dar el pecho en lugares públicos (43%).

Respecto a la toma de la decisión de dar el pecho, el 65% de las madres reconoce que la decisión de dar el pecho a su bebé la tomaron ellas mismas, sin destacar la influencia de ningún profesional sanitario en este momento. No obstante, del personal sanitario, quién más influencia tiene en primer lugar es la matrona (55%). El pediatra se convierte en el segundo profesional mencionado con mayor intensidad, y especialmente destacado después del parto.

Por último, el principal motivo para suspender la lactancia materna fue el tener menos leche (44%), seguido de la necesidad de incorporarse a la actividad laboral (28%).

Este estudio, es el primer paso llevado a cabo por el Grupo de Trabajo español de la Global Breastfeeding Innitiative que se puso en marcha el pasado mes de noviembre de 2012, motivado por la necesidad de conocer las tasas de lactancia materna en nuestro país y los factores relacionados con esa práctica, al no disponer de datos nacionales. Este grupo de trabajo surge de la colaboración entre Excellence in Pediatrics y el Philips Center forHealth&Wellbeing, al que en España se han sumado representantes de la Fundación Más Familia, y del Observatorio de la Mujer del Ministerio de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.