La SEAIC prevé una primavera más suave para los alérgicos

No obstante, su período de acción se prevé "más extenso en el tiempo", ya que los primeros síntomas "ya se están notando en los alérgicos más sensibles", advierte el Dr. Julio Delgado, coordinador del Comité de Asma de la Sociedad Española de Alergología (SEAIC) y especialista de la Unidad de Alergología del Hospital Virgen Macarena de Sevilla.

Enfermedades y patologías relacionadas: Alergias, General, Urticaria

Delgado ha explicado que para que existan niveles elevados de polen en primavera “es necesario que existan abundantes lluvias, sobre todo, en otoño, aunque también en invierno”, a la par que, ya en la estación primaveral, “se den muchas horas de sol”.

“Para empezar el primer factor, esto es, abundantes lluvias en otoño y en invierno no se ha cumplido”, ha ahondado este experto, quien ha adelantado así las previsiones que manejan los especialistas del ramo de ser una primavera “más suave de los últimos años” en lo que a los alérgicos al polen se refiere.

“No esperamos unos niveles o picos especialmente altos de polen este año, con lo cual podemos decir, en principio, que no se espera una primavera especialmente mala para los alérgicos, aunque quizás lo que sí se puede producir es que la alergia llegue esta temporada un poco antes”.

Respecto al adelantamiento de la temporada de alergias estacionales, Delgado ha aclarado que este factor se debe a que, “al no llover, la planta madura antes y, de hecho, a estas alturas ya tenemos en consulta a personas con síntomas; cosa que otros años no pasaba”.

Aún con todo, ha puntualizado que estos primeros casos se están dando “en personas muy sensibles, ya que reaccionan a niveles de polen muy bajos, y que achacamos que a que la planta ya está madurando para emitir el polen”.

“Con todas estas variables sobre la mesa no pensamos que sea un año especialmente malo, al menos en lo que a alergias típicas se refiere por asma, como la rinitis”, ha reiterado el responsable de la SEAIC, quien ha dicho que, “en resumen, podríamos hablar de una primavera menos intensa, pero más extensa en cuanto a su tiempo”.

Lluvias en primavera y alergias en consulta

Además, ha argumentado que si se registran lluvias en primavera, “el nivel de polen bajará, ya que la lluvia en primavera lo que hace es evitar que madure y polinice la planta; por lo que, lo mejor que le puede pasar a un alérgico, es precisamente que llueva en abril y mayo”. De hecho, ha enfatizado que si esto ocurre “podemos hablar de la primavera más suave de los últimos años”.

Sea como fuere, ha señalado que a lo largo de sus 20 años de profesión, “lo que parece claro que la progresión de las alergias está haciendo de las mismas una de las epidemias del siglo XXI, aunque con manifestaciones clínicas muy variables”.

“Nos encontramos con pacientes con asma severos, con problemas alimentarios severos, de alergias por contacto a metales y otros materiales, a picaduras de avispa”, ha proseguido Delgado, quien ha recordado que hoy por hoy las alergias “están presente de una forma u otra en una cuarta parte de la población (20-25%)”. De hecho, ha advertido de que las previsiones para 2050, “ya hablan aproximadamente de la mitad de la población con algún tipo alergia”.

Reactividad cruzada y consejos

Del mismo modo, ha incidido en los cambios a más complejidad que se están dando en las alergias, “ya que antes sólo se tenía un solo síntoma o dos, mientras que ahora no es raro que un paciente desarrolle una alergia alimentaria a raíz de una alergia respiratoria, o que el alérgico al polen empiece a desarrollar alergias a determinadas frutas o determinados vegetales de consumo humano; es lo que denominados ‘reactividad cruzada'”.

Según ha explicado, este fenómeno se da por proteínas comunes de distintos alergenos que complican la evolución natural de un paciente alérgico. “Esto quizás se debe a que hay determinadas frutas y verduras que expresan unas proteínas comunes con el polen y que tienen que ver un poco con el estrés de la planta al estar sometida a ambientes con polución”. Y son esas proteínas, ha ahondado, “las que nos estamos dando cuenta de que son las que complican la sintomatología clínica de los pacientes”.

A nivel medioambiental, ha detallado que los consejos a alérgicos al polen “son obvios”, entre ellos, “evitar salir al campo los días de máxima polinización, no ir con las ventanillas del coche bajadas, usar gafas de sol y mascarillas, y, un consejo práctico que a veces se olvida entre los alérgicos, que es no tender la ropa estos días al aire libre porque se impregna de polen”.

Todos estos consejos y algunos más, ha finalizado, “se pueden encontrar en nuestra web del Comité de Aerobiología de la SEAIC ‘www.polenes.com’.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.