La psoriasis marca la vida cotidiana

La psoriasis es una enfermedad dermatológica que provoca descamación, comezón, dolor y en ocasiones incluso sangrado por la piel. Unos 280.000 españoles sufren esta dolencia mientras que en el mundo la cifra ronda los 80 millones de pacientes (un dos por ciento de la población). Según datos de la National Psoriasis Foundation, de Estados Unidos, el 75 por ciento de los pacientes de psoriasis expresa que la enfermedad le supone un problema importante.

Enfermedades y patologías relacionadas: Psoriasis

Los síntomas que conlleva pueden tener consecuencias muy significativas en el estilo y la calidad de vida de los pacientes, hasta el punto de que la gravedad de la psoriasis no sólo se determina por la proporción de piel que afecta, sino también por las consecuencias físicas, psicológicas y sociales que puede comportar. Es un problema dermatológico que suele ir acompañado de síntomas de depresión, ya que daña la autoestima, y en menor medida de tendencia al suicidio.

Efectos en la vida cotidiana

Esta enfermedad crónica y no contagiosa puede marcar y cambiar de varias maneras los hábitos de vida de quienes la padecen. El estrés ante la reacción de las demás personas o por la ineficacia del tratamiento, la depresión, los problemas para dormir que sufre el 20 por ciento de estos enfermos o la sensación de rechazo son dificultades que marcan su día a día. Además, pueden ver reducidas su capacidad de trabajo y actividad sexual. Concretamente, en el ámbito familiar es posible que se den choques por el tiempo destinado al tratamiento y por la actitud del afectado, que tiende a rechazar los lugares públicos. En otros casos, la psoriasis puede crear dificultades para usar las manos o para caminar, sobre todo en personas mayores. Algunos pacientes, por su parte, incrementan el consumo de bebida y tabaco aún sabiendo que ambos son factores de riesgo para la enfermedad.

Aunque la psoriasis puede presentarse a cualquier edad, lo más habitual es que lo haga entre los 15 y los 45 años, afectando a cualquier parte de la piel en extensiones muy variables. Existe una clasificación en grados de esta enfermedad según la proporción de piel afectada: leve (menos del dos por ciento de la piel), moderada (del dos al 10 por ciento) y severa, grave o intensa (si supera el 10 por ciento de la superficie corporal, incluido el cuero cabelludo). El 75 por ciento de los casos de psoriasis son en grado leve y el tipo más habitual es el de la llamada psoriasis crónica en placas, que se localiza especialmente en codos, rodillas y cuero cabelludo.

Desequilibrio celular

Las causas de esta enfermedad no están todavía identificadas aunque hay ciertos factores que la pueden desencadenar. Se trataría de heridas, traumatismos, cambios hormonales en la mujer, infecciones cutáneas y respiratorias, estrés y quemaduras solares, entre otros. Lo que cada vez se confirma más es la teoría de que se trata de una patología autoinmune. Es decir, una patología en que el organismo reacciona frente a sus propios tejidos.

En una piel sana hay un equilibrio entre el ritmo de desprendimiento de las células de la epidermis y su reemplazo por células nuevas. Por el contrario, en una piel afectada por psoriasis se da un desequilibrio ya que las células de la epidermis (capa externa del tejido cutáneo) se desprenden a un ritmo más lento del normal mientras que aumenta la velocidad en que migran las células de reemplazo hacia la superficie.

De momento, existen tres tipos de tratamiento habituales y que en algunos casos se pueden combinar: los que se aplican en la piel o tópicos; los que se sirven de rayos ultravioleta o fototerápicos; y los que consisten en fármacos por vía oral o inyectable, sistémicos. Es muy importante que el paciente nunca se automedique, ya que hay medicamentos que pueden agravar su proceso. Por otro lado, hay actividades recomendadas, como los baños de sol en que los rayos inciden directamente sobre la piel.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.