La necesidad de tener formación en Primeros Auxilios

La Cruz Roja ha dado a conocer que el 57 por ciento de las muertes en carretera podrían evitarse si los ciudadanos estuvieran formados en Primeros Auxilios.

Enfermedades y patologías relacionadas: General

Según los responsables de esta organización mundial, “una persona con formación en Primeros Auxilios puede convertirse, durante los primeros momentos de un accidente de tráfico, en la única esperanza para la supervivencia de los afectados”. Sus estimaciones indican que el 57 por ciento de estos fallecimientos se producen en los minutos siguientes al accidente en el propio lugar, de los que aproximadamente el 85 por ciento fallece por obstrucción de las vías respiratorias, algo que podría evitarse si quienes lo han presenciado conocieran unas simples técnicas de Primeros Auxilios.

La Cruz Roja forma cada año a unas 60.000 personas en Primeros Auxilios, con el objetivo de “ofrecer pautas de actuación necesarias para que la cadena de supervivencia sea eficaz”, es decir, asegurarse de que la persona que sufre el accidente continúe con vida hasta la llegada de los servicios de emergencia y su traslado a un hospital.

Pero estos conocimientos no sólo pueden ser necesarios en la carretera. También pueden ser puestos en práctica en múltiples ámbitos, como la vía pública, el hogar, el trabajo o los lugares de ocio. En este sentido, el cardiólogo Valentín Fuster, Director del Instituto Cardiovascular del Hospital Mount Sinaí de Nueva York, también señaló en una conferencia reciente en Madrid que muchas de las muertes por infarto de miocardio podrían evitarse si todos los ciudadanos conocieran las medidas de resucitación cardiopulmonar.

“Está demostrado que medidas muy sencillas pueden salvar vidas”, asegura el doctor Carlos Urkía, responsable del Programa de Primeros Auxilios de Cruz Roja Española. “Se estima que una de cada tres personas de nuestro entorno más próximo necesitará tratamiento hospitalario en algún momento de su vida, ya sea por accidente de tráfico o en nuestro propio hogar, y ahí es donde nuestra primera ayuda puede resultar crucial”

Proteger, Avisar y Socorrer

Cruz Roja considera también imprescindible que los ciudadanos conozcan la Conducta P.A.S, un conjunto de pautas de actuación claras y sencillas, que permitan mantener la tranquilidad, ayudar a los accidentados y pedir ayuda lo antes posible. Sus iniciales corresponden a P (Proteger, en el lugar del accidente), A (Avisar, a los servicios de socorro) y S (Socorrer, a las víctimas). Con este llamamiento esta organización quiere recordar que en caso de presenciar cualquier tipo de accidente, una parte de la solución está en nuestra mano.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.