La mitad de los niños españoles es fumador pasivo

Más de la mitad de los niños menores de 14 años aspiran "humo de segunda mano", según datos de la Asociación Española Contra el Cáncer. Los especialistas recomiendan no fumar en espacios cerrados y crear zonas libres de humo dentro de una vivienda.

Enfermedades y patologías relacionadas: Tabaquismo

El jefe del Servicio de Inmunología del Centro Dexeus, Felipe Coll-Klein, ha advertido de que a un fumador pasivo de corta edad le aumenta de forma más grave la capacidad de sufrir enfermedades respiratorias como asma, bronquitis y bronquiolitis.

Los hijos de fumadores son un 21 por ciento más propensos a tener un 15 por ciento más alta la presión sanguínea sistólica -la cifra máxima-, por lo que el tabaquismo de los progenitores es un factor que puede perjudicar la salud de los más pequeños.

“Si a este factor le sumas otros como los ambientales y familiares, llegamos a la conclusión de que se necesita un lugar libre de humo para los más pequeños, ya sea en casa o lugares públicos”, ha añadido Coll-Klein.

El especialista ha recordado que muchas de las cosas que se hacen para evitar el humo, como ventilar la habitación, sirven sólo para eliminar el olor del humo pero no para reducir totalmente sus componentes tóxicos.

Está comprobado que el humo contiene unos 4.000 componentes tóxicos de los que 20 se identifican como cancerígenos para el ser humano y otros 20 son dañinos para los animales.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.