La ludopatía no es un juego

Con la llegada de las fiestas navideñas aumentan nuestros gastos, pero no sólo en regalos y alimentos, sino también en juegos de azar. Sin embargo, en ocasiones esta afición se acaba convirtiendo en una adicción al juego o ludopatía.

Enfermedades y patologías relacionadas: Adicciones, Ludopatía

Esta enfermedad se desarrolla de forma diferente según el sexo del enfermo. Los hombres prefieren los juegos de competición y estrategia, como los juegos de cartas. En cambio las mujeres suelen hacerse adictas a juegos que se practican en solitario, como las máquinas tragaperras o el bingo.

Las causas que motivan la aparición de la adicción también son distintas, mientras que las mujeres ludópatas suelen sufrir depresión, entre los hombres es frecuente que tengan o hayan tenido problemas de drogadicción.

Además de estos antecedentes, según algunos expertos este tipo de adictos también podrían tener una predisposición genética a padecer la enfermedad.

Adolescentes

La ludopatía afecta cada vez a personas más jóvenes, debido a la facilidad que existe hoy para acceder al juego. La prevalencia de esta enfermedad es mayor entre los hijos de padres ludópatas.

Es conveniente acudir a un especialista si se detecta que un adolescente está empezando a “engancharse” al juego, cuando se observa que gasta más de lo normal, desaparece dinero en casa o se sospecha que juega a menudo y sin la compañía de sus amigos. En el caso de que la adicción ya sea más grave, se percibirán cambios en el carácter del adolescente, con tendencia a la irritabilidad, pérdida de interés y aumento del absentismo escolar.

Hoy existen infinidad de modalidades para jugar y ganar premios de forma instantánea, lo que puede contribuir a aumentar el número de afectados por la ludopatía. Para evitarlo, los especialistas apuestan por la prevención. Una vez que una persona ya es adicta aconsejan un tratamiento personalizado, que combine una terapia de grupo (que incluya tanto a los pacientes como a sus familias) y la administración de fármacos. Pero, como en todas las adicciones, para lograr la curación completa del enfermo es imprescindible su voluntad de abandonar el juego.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.