La ludopatía no es un juego

La ludopatía es una alteración progresiva del comportamiento que empuja a las personas a una incontrolable necesidad de jugar. De sus causas y terapias nos habla una psicóloga de la primera unidad especializada de Barcelona en ludopatía y otras adicciones "no tóxicas", ubicada en el Hospital de San Pablo.

Enfermedades y patologías relacionadas: Adicciones

.”Nada les interesa más a los adictos al juego -sobre todo hombres- que desafiar al azar y están dispuestos a gastarse lo que no tienen por jugar”, destaca la psicóloga Anna Robert, especialista de la primera unidad especializada de Barcelona en ludopatía y otras adicciones “no tóxicas”, ubicada en el Hospital de San Pablo.

La especialista añade que se trata de “la adicción comportamental más frecuente que llega a nuestras consultas -dos de cada cien catalanes la sufre- seguida de la adicción al sexo y a las compras”.

Pero, ¿dónde está el límite entre la practica periódica de los juegos de azar en un casino o en una máquina tragaperras y la adicción? Para la doctora Robert, “hablamos de ludopatía o adicción al juego cuando éste se convierte en una necesidad prioritaria, la persona ya no es libre de decidir por ella misma y mantiene la conducta de juego a pesar de sus consecuencias negativas”.

Las consecuencias de la ludopatía son “muy graves”. La adicción al juego provoca “un deterioro de las relaciones familiares y sociales, y una pérdida total de libertad individual”, destaca la especialista de San Pablo.

Primeros signos de alerta

Las constantes discusiones familiares y el deterioro de la convivencia, así como el distanciamiento de la pareja, son los primeros signos de alerta de una posible adicción al juego, destaca la psicóloga barcelonesa. “Las pérdidas económicas constantes y, por tanto, las crisis económico-familiar o conyugal lleva a un inevitable enfrentamiento continuo”, añade.

Los adictos al juego que llegan a nuestras consultas “suelen ser hombres de entre 35 y 45 años, con una larga historia de adicción al juego, que les ha provocado una situación económica y familiar muy crítica”, destaca la especialista. Aunque “también se dan caso de mujeres adictas al juego, pero suelen ser menos frecuentes”, reconoce la especialista.

Para superar esta adicción, “el primer paso es conseguir que la persona reconozca que tiene un problema y que acuda al especialista para poder superarlo”. Una vez se da este paso, la terapia más habitual “suele ser la psicológica de tipo cognitivo-conductual, es decir, aquella centrada en el manejo del dinero y de la conducta del juego; nuestro objetivo es fomentar el autocontrol en el paciente y la mejora de la autoestima y calidad de vida de la persona”, añade.

Y en el caso que la persona presente alguna patología asociada o problemática compleja, “el psiquiatra hace una valoración y decide la posibilidad de tratamiento farmacológico”, destaca la psicóloga.

Adictas a las compras

Si el hombre encabeza la lista de adictos al juego, en el caso de las compras, suele ser la mujer la más afectada. Se trata de “personas que comprando obtienen un bienestar momentáneo”, destaca la especialista. Esa manera de satisfacerse se convierte en un problema “cuando se compra de manera impulsiva bienes materiales que habitualmente no se necesitan o no en esa cantidad, y cuya adquisición suponen un gasto financiero imposible de sostener”, reconoce.

Para estas personas, la terapia psicológica suele consistir en fomentar el autocontrol, la obtención de bienestar a partir de otras actividades y la promoción de un consumo responsable, concluye la especialista.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.