La jalea real ayuda a combatir las carencias nutricionales de la astenia primaveral

La jalea real, una sustancia elaborada por las abejas, ayuda a combatir las carencias nutricionales de la llamada "astenia primaveral", que en esta época es motivo de una de cada diez consultas al médico, según una revisión de estudios del Centro de Investigación sobre Fitoterapia (INFITO), que también recomienda el uso de preparados farmacéuticos de jalea real para estimular las defensas.

Enfermedades y patologías relacionadas: General

La jalea real “tiene una composición única de vitaminas, minerales, ácidos grasos insaturados y aminoácidos que la convierte en un excelente reconstituyente en las carencias nutricionales que pueden acompañar a la astenia primaveral”, afirma Concha Navarro, catedrática de Farmacología de la Universidad de Granada y presidenta de INFITO.

Entre sus vitaminas destacan la C, E, A y del grupo B (B1,B2, B6 y ácido fólico) y entre los minerales se encuentran fósforo, hierro, calcio, cobre y selenio. Además, contiene aminoácidos como la lisina, leucina, metionina, fenilalanina, treonina, triptófano y valina, “que aportan los nutrientes necesarios para el metabolismo, por lo que está indicada también para su uso durante los años de crecimiento”, añade.

Uno de sus péptidos, la royalisina, ha demostrado en una investigación publicada el pasado mes de enero en la revista Biotechnological Progress, “una alta actividad antimicrobiana”. En el mismo mes se publicó otro estudio en la revista Journal of Peptides Sciences de un equipo investigador italiano que concluía que otros péptidos de la jalea real, las jaleinas, “son sobre todo activos contra las bacterias gram-positivas”.

Los cambios de temperatura, la polinización y el aumento de horas de luz “provocan en muchas personas pequeñas alteraciones físicas y psíquicas como somnolencia, irritabilidad, pérdida de apetito, cansancio y apatía, trastornos pasajeros asociados con la astenia primaveral, y que suponen una de cada diez consultas en los centros de Atención Primaria durante esta época”, comenta el doctor Alberto Sacristán, médico de Familia y miembro de la directiva de INFITO. La consecuencia se traduce en carencias nutricionales y defensas más bajas, añade.

La jalea real también está indicada en personas sometidas a gran tensión como trabajadores y estudiantes, explica el doctor Alberto Sacristán, miembro de la Junta Directiva de INFITO. “Aunque es más frecuente en primavera con el aumento de las horas de luz, hay muchos momentos durante el año en que nos sentimos decaídos, sin fuerzas, debido a una situación de estrés acumulado provocada por el trabajo, la familia o incluso los exámenes, para los que la jalea real nos puede ayudar, junto con la práctica del ejercicio físico”.

En cuanto al perfil del afectado, explica el doctor Sacristán, “la astenia suele repetirse en personas que tienen un hábito asténico, normalmente en personas con edades comprendidas entre los 20 y los 50 años, y se diagnostica sobre todo en las mujeres, con el 80 por ciento de los casos, aunque también son ellas las que acuden más al médico”.

Manjar de las abejas reina

La jalea real es una sustancia viscosa de color amarillo creada y segregada por las glándulas faríngeas de las abejas obreras a partir de miel, néctar y agua que recogen del exterior, mezclándose con saliva, hormonas y vitaminas. Las abejas lo destinan en exclusiva a alimentar a la abeja reina y a las larvas de hasta 3 días, explica Antonio Pajuelo, biólogo especialista en apicultura. “Esto asegura la mayor supervivencia y tamaño de las abejas reinas, así como su gran vitalidad para la posterior reproducción”.

Otras plantas medicinales

Otros preparados naturales que el farmacéutico puede recomendar para aliviar el estado de decaimiento y cansancio propios de la astenia primaveral son el ginseng, el guaraná y el eleuterococo. La raíz de ginseng, según Concha Navarro, ayuda a aumentar la capacidad de resistencia a las situaciones de estrés, y la sensación general de vitalidad y capacidad física y psíquica. El fruto del guaraná, por su parte, es rico en cafeína, además de calcio, fósforo, potasio y magnesio, lo que le aporta propiedades estimulantes físicas y psíquicas. El euleterococo es un adaptógeno natural, que aumenta la resistencia del organismo y normaliza las situaciones patológicas. En cualquier caso, recomienda esta experta, “el farmacéutico, con sus conocimientos sobre fitoterapia, puede aconsejar una planta medicinal u otra”.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.