La eyaculación precoz genera más insatisfacción en la mujer que en el hombre

El análisis de los resultados de la segunda fase del primer Estudio Demográfico Español sobre Eyaculación Precoz (DEEP), que recoge las opiniones de las mujeres, ha puesto de manifiesto que aquellas que comparten relaciones sexuales con hombres que padecen eyaculación precoz se muestran un 35 por ciento menos satisfechas que aquellas que disfrutan de relaciones normalizadas.

Enfermedades y patologías relacionadas: Impotencia / Disfunción eréctil

Además, los datos de este estudio apuntan que la frecuencia de relaciones sexuales de las mujeres, cuyas parejas son hombres con eyaculación precoz habitual, disminuye con respecto a la frecuencia sexual de las demás.

Otra de las conclusiones importantes que pueden extraerse de esta segunda parte del estudio DEEP es que el 75 por ciento de las mujeres que tienen relaciones sexuales con hombres que padecen eyaculación precoz considera de gravedad la disfunción de su pareja. Tal y como explica la Dra. Ana Puigvert, presidenta de ASESA, “las mujeres viven el problema con más dramatismo y además, lo consideran un trastorno médico en mayor medida que los hombres. Por eso, en muchas ocasiones, son ellas las que animan a sus parejas a acudir al especialista”.

La eyaculación precoz es un trastorno que afecta al 43 por ciento de los españoles de cualquier edad en cualquier momento de sus vidas, pero este problema no afecta sólo a los hombres, la vida sexual de la mujer también sufre las consecuencias de esta disfunción. Según el 85 por ciento de ellas, las relaciones sexuales son importantes en sus vidas, y por eso, el impacto psicológico de insatisfacción sexual se puede ver agravado. El Estudio DEEP revela además que una de cada tres mujeres, cuyas parejas son hombres que padecen eyaculación precoz de manera habitual, se encuentran desinteresadas y no se implican en su vida sexual.

Problema médico

Con el objetivo de hacer frente al problema de la eyaculación precoz, son las mujeres quienes más confían en el médico para solucionar el trastorno. Casi el 80 por ciento de ellas creen que asistir a la consulta del especialista es la solución. En el caso de las mujeres que mantienen relaciones sexuales con hombres que padecen esta disfunción de manera habitual, este porcentaje asciende al 87 por ciento.

La consulta al especialista resulta especialmente relevante ahora que se dispone del primer tratamiento médico desarrollado específicamente para el tratamiento de la eyaculación precoz. El Dr. Eduardo García Cruz, especialista en Urología del Hospital Clinic de Barcelona, afirma que “Priligy ha sido acogido con una gran esperanza, no sólo por parte de los hombres sino también por las mujeres, ya que dos de cada tres confían en él y creen que mejorará su vida sexual”. La opinión de las mujeres que tienen relaciones sexuales con hombres que padecen eyaculación precoz respecto a esta nueva solución es que contribuirá a aportar mayor seguridad a sus parejas a la hora de afrontar las relaciones sexuales.

En este sentido, la influencia de la mujer para que el hombre acuda a la consulta es clave para afrontar la eyaculación precoz. Además, no es lo único que ellas creen que pueden hacer para ayudar a sus parejas. La Dra. Puigert revela que “las mujeres opinan que su papel de apoyo y comprensión es la mejor medida que pueden tomar para ayudar al hombre con eyaculación precoz. En muchas ocasiones, esta disfunción sexual tiene consecuencias psicológicas muy importantes en el hombre y es en este sentido, cuando el apoyo de la pareja adquiere especial relevancia”. El 36 por ciento de las mujeres encuestadas considera fundamental el apoyo a su pareja para superar el problema.

Segunda fase del Estudio DEEP

Tras los resultados obtenidos en la primera parte del estudio, que recogía los datos sobre eyaculación precoz en hombres españoles, se han analizado los resultados sobre la opinión de las mujeres sobre esta disfunción sexual. En la encuesta han participado 600 mujeres españolas y la conclusión más importante es que ellas viven el problema de la eyaculación precoz con más dramatismo que los hombres. Esta disfunción sexual está considerada como un problema médico por la mayoría de las mujeres.

Sobre la eyaculación precoz

La eyaculación precoz tiene su origen en múltiples factores, tanto psicológicos como fisiológicos y puede padecerse a cualquier edad de forma esporádica o convertirse en un problema habitual. Para que un hombre sufra eyaculación precoz, deben darse tres factores: falta de control sobre la eyaculación; tiempo: el hombre tarda poco tiempo en eyacular; y angustia: las consecuencias de su disfunción le provocan estrés y angustia.

Con respecto al conocimiento de las mujeres sobre esta disfunción sexual, el 87 por ciento de las mujeres comprenden este trastorno como la falta de control sobre el momento de la eyaculación.

PRILIGY®, primer medicamento aprobado para tratar la eyaculación precoz

Desde el pasado verano está a disposición de médicos y pacientes, PRILIGY® el primer medicamento aprobado por las Autoridades Sanitarias, para el tratamiento de la eyaculación precoz. El Dr. García Cruz explica que “es el primer y único medicamento de acción específica desarrollado exclusivamente para el tratamiento de la eyaculación precoz. Es un tratamiento que se administra a demanda, es decir que la ventaja que ofrece es que no es necesario tomarlo todos los días para que surta efecto. Dado su rápido inicio de acción, basta con tomar un comprimido de una a tres horas antes de que la relación sexual se produzca”. Este nuevo tratamiento es eficaz en los tres factores que definen este problema sexual: control sobre la eyaculación, tiempo que se tarda en eyacular y satisfacción con las relaciones sexuales.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.