La exposición prenatal a tabaco y alcohol aumenta la probabilidad de padecer TDAH

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) es uno de los trastornos psiquiátricos más frecuentes en edad escolar, afecta al 2-12% de la población pediátrica en todo el mundo.

Enfermedades y patologías relacionadas: Tabaquismo, General

.”Aproximadamente el 5 por ciento de los niños que acuden diariamente a nuestras escuelas pueden padecer el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH). Éste es un problema serio, que si no se trata, puede tener unas graves consecuencias para el niño no sólo durante el periodo escolar, sino también en su desarrollo profesional, social y emocional”. Así de contundente se muestra el Dr. César Soutullo, director de la unidad de Psiquiatría Infantil y Adolescente de la Clínica Universidad de Navarra, con motivo de su participación en el simposio que se ha celebrado en Gipuzkoa en el marco de la IX reunión anual de la Sociedad Vasco Navarra de Psiquiatría.

“El trastorno por déficit de atención e hiperactividad es uno de los trastornos psiquiátricos más frecuentes en edad escolar, ya que afecta, a entre el 2 y el 12% de la población pediátrica en todo el mundo, con una prevalencia media de entre el 5 y el 8%”, explica el Dr. Soutullo.

Causas ambientales

Para encontrar las causas del TDAH se debe atender a un triple enfoque: factores genéticos, factores ambientales y la interacción de ambos. “Los factores ambientales implicados más importantes tienen que ver con que el recién nacido cuente con un peso bajo en el momento del parto y con la exposición prenatal al tabaco y alcohol”, una causa fácilmente evitable por la madre y que de no cuidarse, da como resultado un aumento de la probabilidad de que el niño nazca con TDAH.

Según expone el experto en relación a las causas ambientales, “la adversidad psicosocial es también un factor, pero es difícil desligarla de estos otros factores causales o etiológicos. Otros estudios muestran que un estrés grave de la madre durante el embarazo puede tener un papel etiológico, mediado por un aumento de la secreción de cortisol”.

Causas genéticas

Por otro lado, los últimos estudios existentes muestran que el TDAH tiene un origen genético, “con una heredabilidad media del 77%; es decir, como media, el 77% de la causa es genética”. Según ha detallado el experto, “los genes implicados son los que regulan proteínas del sistema dopaminérgico (receptores D4, D5 y Transportador de Dopamina DAT), y también genes del sistema noradrenérgico y serotonérgico”.

Tratamiento

El TDAH es “un problema serio” y su tratamiento, coordinado con los recursos del colegio y la colaboración de los padres, debe estar dirigido por especialistas médicos con experiencia en niños con trastornos psiquiátricos y del comportamiento”. Tal y como explica el Dr. Soutullo, los tratamientos más novedosos presentan un enfoque integrador y multidisciplinar que aborda el problema del TDAH en el niño desde diversos puntos de vista: clínico, escolar y familiar.

En concreto, detalla que “en la Clínica Universidad de Navarra el tratamiento del TDAH se apoya en tres pilares fundamentales”. El primero de ellos consiste en psicoeducación y entrenamiento en manejo conductual a los padres; esta labor comprende “un programa psicoeducativo impartido por personal de enfermería para padres de niños con TDAH. En este programa se revisan en 5 sesiones los síntomas del TDAH y además se entrena a los padres a controlar mejor diferentes conductas de los niños, para motivarles, distraerles, animarles, y, si es necesario, castigarles de forma más eficaz”. Tal y como asegura, “el objetivo es que los padres puedan participar como co-terapeutas en el proceso de recuperación y mejoría del niño”. No obstante, si los síntomas de negativismo son más intensos, “es necesario poner en marcha un programa más completo de manejo conductual por psicólogos clínicos”.

El segundo de los pilares en los que se apoya el tratamiento del TDAH en este centro tiene que ver con el apoyo escolar en el colegio y en casa a los niños con TDAH: “en nuestra unidad trabajamos coordinados con los profesores, tutores, orientadores escolares y psicopedagogos del colegio para adaptar las exigencias y el ambiente escolar a las necesidades individuales de cada niño, teniendo en cuenta sus áreas de mayor dificultad, y también sus puntos fuertes”.

El tercer pilar del tratamiento tiene que ver con el uso de medicación segura y eficaz. “Varios fármacos han demostrado su eficacia en la reducción de los síntomas del TDAH, mejorando la hiperactividad, aumentando la capacidad de atención, facilitando la interiorización de instrucciones y, como consecuencia, reduciendo la impulsividad”. Dependiendo de las características del TDAH y del niño, existen varias opciones farmacoterápicas con diferentes características.

¿Cómo se manifiesta el TDAH?

“El TDAH consiste en una alteración de circuitos cerebrales que producen una afectación de la función ejecutiva (acciones del propio paciente), incluyendo dificultades en procesos inhibitorios (autocontrol) y control de interferencias, y también planificación y memoria de trabajo”. Tal y como expone el Dr. Soutullo, “los pacientes también tienen una alteración de la motivación y de los mecanismos de recompensa, muestran dificultades para tomar decisiones sobre las consecuencias de sus actos, y les puede resultar difícil esperar, necesitando recompensas inmediatas. También tienen dificultad en la percepción y manejo del tiempo.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.