LUNES, 21/04/2014

Profesional Síguenos en:

BUSCADOR

Cargando

MedicinaTV » Reportajes » La enfermedad de La Peyronie

Por enfermedad Por fecha

23/10/2001

La enfermedad de La Peyronie

Llamada de diversas maneras (cavernitis fibrosa crónica o en placas del pene, fibrosis del pene, fibromatosis, esclerosis fibrosa del pene, induración plástica del pene, induración de los cuerpos cavernosos, enfermedad de Van Buren, etc.), la enfermedad de la Peyronie consiste en la formación de una induración o placa en la zona del pene causada por un proceso de fibroesclerosis que puede llegar a curvar el miembro hacia el lado en el que se halla dicha placa dura.

La fibroesclerosis del pene es concretamente el proceso por el cual los diferentes tejidos del órgano se van endureciendo, formándose un tejido conectivo y fibroso que sustituye al tejido previo. En ocasiones la calcificación del órgano puede llegar a la osificación (formación de hueso en el pene). Por ahora, se desconoce cuáles pueden ser los desencadenantes de la fibroesclerosis del órgano. Entre otros factores, parecen influir la existencia de infecciones, la predisposición genética, problemas vasculares, diabetes, hipertensión y el consumo de algunos fármacos.

La enfermedad se caracteriza también por curvarse el miembro hacia el lado en el que se encuentran las placas formadas. Cuando el mal se agrava, las placas se endurecen y producen más dolor y una curva lo suficientemente pronunciada como para impedir el acto sexual. El dolor y la dificultad de mantener relaciones sexuales pueden llevar al paciente a la impotencia sexual. A veces, si las placas surgen en la parte superior e inferior del órgano puede producirse un acortamiento del mismo.

Existen diversas maneras de diagnosticar la enfermedad. Excepto en los inicios de la misma, la palpación de los cuerpos cavernosos puede revelar la existencia de placas duras, en especial en el dorso del pene, menos en los lados y en la zona ventral y sólo raramente en la uretra o el cuerpo esponjoso. Otro método es la ecografía del pene.

La enfermedad parece ser más prevalente de lo que se supone. Según recientes estudios, podrían sufrirla el uno por ciento de los varones, principalmente personas entre los 40 y 50 años de edad, aunque también se han detectado casos en jóvenes y ancianos.

Tratamiento

Existen tres sistemas de curación, el tratamiento farmacológico, el físico y la cirugía. Sobre los dos primeros no existe la certeza de que sean válidos. Algunos especialistas recomiendan la administración de testosterona, estrógenos, vitamina E, vitamina B, corticoides o procarbazina, como remedios farmacológicos. Otros se decantan por remedios físicos entre los que destacan la radioterapia, ultrasonidos o laserterapia. El único tratamiento que unanimamente se reconoce contra la enfermedad de La Peyronie es el quirúrgico. De todos modos, no se recomienda hasta pasados uno o dos años del diagnóstico, ya que en ocasiones, las placas desaparecen por sí solas, recuperándose el paciente por completo. Además, sólo se opera si la deformidad del órgano dificulta el acto sexual y cuando la enfermedad está estabilizada. Por estos motivos sólo un diez por ciento de los afectados llegan al quirófano.

Los tratamientos quirúrgicos se pueden clasificar en tres:

1º Extirpación completa de la placa y colocación de un parche de piel o de otro material similar en su lugar.

2º Extirpación de una franja de tejido del lado contrario de la placa, sin intervenir en la propia placa. Con este procedimiento, que se conoce como operación de Nesbit, puede producirse un acortamiento del pene de unos dos centímetros.

3º Igual que la operación de Nesbit pero además se coloca una prótesis de pene (unos cilindros de silicona)en caso de que el paciente padezca impotencia sexual.

MedicinaTV.com no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Síguenos en: 

©2014 MedicinaTV.com. Todos los derechos reservados.

Se prohibe la reproducción parcial o completa, ya sea en medios escritos, electrónicos o de cualquier tipo, del material publicado en estas páginas web. Para solicitar permiso de reproducción dirigirse a MedicinaTV.com