La dieta mediterránea, clave para prevenir la diabetes

Canal: Diabetes

La dieta mediterránea puede disminuir hasta en un 40% la posibilidad de desarrollar diabetes.

Beautiful woman with glass of juice and fresh fruits
Enfermedades y patologías relacionadas: Diabetes

Diabetes y obesidad son dos de las enfermedades más importantes del mundo occidental que, en los últimos años, están sufriendo un constante incremento. De hecho, la prevalencia de obesidad en España es de un 26% y la de diabetes se cifra en torno al 12%, siendo en la mitad de los casos desconocida para los pacientes. Con el objetivo de dar visibilidad a este problema, la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) ha celebrado en Sevilla la IX Reunión de Diabetes y Obesidad los días 30 y 31 de enero, en la que han participado alrededor de 800 facultativos.

“La epidemia de diabetes y obesidad que estamos sufriendo actualmente se debe, en gran medida, a los cambios en los hábitos de vida y en la alimentación. Ambos factores, unidos a la falta de ejercicio físico, contribuyen de forma directa a esta epidemia del siglo XXI”, señala el coordinador del Grupo Diabetes y Obesidad de la SEMI, el doctor Francisco Javier Ena.

Por ello, se recomienda la dieta mediterránea como factor de prevención de ambas enfermedades, ya que puede reducir hasta en un 40% la posibilidad de desarrollar diabetes. “La práctica de ejercicio físico y una alimentación que incluya alto consumo de pescado, frutas y verduras, junto a grasas y antioxidantes provenientes de frutos secos y de aceite de oliva virgen extra disminuyen el riesgo de padecer diabetes relacionada con la obesidad”, apunta el especialista.

El estudio PREDIMED, del cual se han extraído estos datos, es un ensayo clínico llevado a cabo en España en el que se demuestran los beneficios de la dieta mediterránea no sólo relacionada con la diabetes sino también con otras patologías. De hecho, la diabetes asociada a obesidad se relaciona también a otras enfermedades de gran repercusión en la calidad de vida de los pacientes como dolores articulares, síndrome de apnea del sueño, hipertensión arterial, infertilidad en mujeres por trastornos menstruales o depresión. Además, puede favorecer la aparición de determinados tumores como cáncer de mama, de colon, riñón y páncreas.

Con el objetivo de reducir estos posibles riesgos, se recomienda que los pacientes con diabetes de corta duración sean tratados utilizando fármacos con bajo riesgo de hipoglucemias. Además, tal y como explica el doctor Ena, “el tratamiento óptimo de la diabetes retrasa complicaciones tales como las lesiones oculares, alteraciones en función renal o trastornos en la percepción de sensibilidad en extremidades inferiores, tales como dolor, frío o calor”.

Influencia de la macrobiota intestinal

La macrobiota intestinal (bacterias que componen el intestino humano) está recibiendo gran atención por parte de muchos especialistas, ya que -dependiendo de su tipo- puede estar relacionada con la aparición de obesidad y otras enfermedades asociadas.  “La función metabólica de la microbiota intestinal es esencial para la actividad bioquímica global del organismo, ya que interviene en la obtención de energía de la dieta, la generación de compuestos absorbibles y la producción de vitaminas”, afirma el experto.

La microbiota intestinal también regula muchos aspectos de la inmunidad innata y adquirida, protegiendo al paciente frente a la invasión de patógenos y procesos de inflamación crónica. Por el contrario, los desequilibrios en la composición de la microbiota intestinal se han asociado a una mayor susceptibilidad a las infecciones y los trastornos de base inmunológica y, recientemente, también a la resistencia a la insulina y al aumento del peso corporal.

Estudio MIDIA

En el encuentro también se han presentado los resultados del estudio MIDIA, desarrollado por el Grupo de Diabetes y Obesidad de la SEMI. En él se han recogido datos de 1000 pacientes con diabetes hospitalizados en los servicios de Medicina Interna de todas las comunidades autónomas. “Estos pacientes se caracterizan por presentar múltiples enfermedades concomitantes y un 30% presentan algún grado de dependencia”, según indica el doctor.

Entre las conclusiones principales del estudio se recalca que existe un margen de mejora en la asistencia a estos pacientes. Otros datos destacados subrayan que en un 50% de los casos de pacientes hospitalizados se desconoce el control glucémico previo al ingreso según valores de hemoglobina glicosilada. Y ya durante la hospitalización alrededor de un 35 % de los pacientes está con control glucémico insuficiente debido a terapias subóptimas.

IX Reunión de Diabetes y Obesidad

La Reunión de Diabetes y Obesidad organizada por la SEMI se ha convertido en un referente para la actualización y el intercambio de ideas entre los médicos que dedican su atención a pacientes con estas enfermedades. En la presente edición, un año más, han participado ponentes extranjeros y nacionales de elevado prestigio científico.

“Para nosotros es una gran satisfacción poder aglutinar en esta reunión, año tras año, a médicos de diversas especialidades como medicina interna, medicina de familia, endocrinología, cardiología, cirugía vascular, cirugía bariátrica y nefrología para debatir sobre temas que nos preocupan e influyen a todos”, concluye el doctor Ena.

 

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.