La cibermano, más cerca

Sustituir manos amputadas por otras mecánicas podría dejar de ser pronto sólo cosa de ciencia ficción. Un equipo de investigadores europeos trabaja en el proyecto Ciberhand, con el objetivo de desarrollar y presentar en el 2005 una mano artificial gracias a los últimos avances en microelectrónica.

Enfermedades y patologías relacionadas: General

Científicos españoles de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) participan junto a otros de Italia, Alemania y Dinamarca en el proyecto Ciberhand, centrado en el desarrollo de una prótesis biónica que ayude a aquellas personas que hayan sufrido la amputación de una mano. Según la nota hecha pública por estos investigadores, la nueva mano sería “casi idéntica a la real”, obedecería a los impulsos nerviosos del receptor y actuaría con datos de contacto, presión y temperatura de forma similar al tacto de una mano real.

La prótesis con la que trabajan, afirman en la nota de presentación del proyecto, “se moverá con precisión, obedeciendo los estímulos nerviosos de la persona que la lleve y le transmitirá sensaciones como si fuera la mano auténtica”. De conseguirlo, se podrían beneficiar de ella las aproximadamente 50.000 personas que cada año sufren amputación de una mano en Europa.

El uso de la mano cibernética, requerirá la implantación en el receptor de un chip en contacto con las fibras nerviosas que conectaban el sistema nervioso con la mano. Este chip se encargaría de interpretar las órdenes del usuario mediante el procesamiento de las señales bioeléctricas de las neuronas y transmitirá con precisión las órdenes del movimiento a la mano artificial.

A la vez, la prótesis recogerá datos de contacto, presión y temperatura y los transmitirá al chip para que sean enviados al cerebro a través de las conexiones con los nervios. “De esta forma”, continúan los responsables del proyecto en su comunicación, “la persona sentirá la mano cibernética como si fuera su auténtica mano”.

Alternativa al trasplante

La nueva prótesis supone un salto cualitativo respecto a las que actualmente se utilizan, “y se puede convertir en una alternativa muy interesante al transplante”, afirma el equipo del proyecto Ciberhand. En su opinión, hoy entre un 30 y un 50 por ciento de las personas amputadas no utilizan las prótesis existentes, “porque ofrecen un control muy pobre de los movimientos, no reciben ninguna sensación y la percepción general es muy poco natural”.

El equipo dirigido por el profesor Xavier Navarro del Grupo de Investigación en Neuroplasticidad y Regeneración Nerviosa del Departamento de Biología Celular, Fisiología e Inmunología de la UAB, participará en la puesta a punto y test con animales de la técnica que hará posible el intercambio de información entre los nervios y el chip, con el fin de recibir los estímulos de la mano y transmitir las órdenes del cerebro.

Por su parte, científicos del Centro Nacional de Microelectrónica del CSIC, dirigidos por Teresa Osés, desarrollarán los circuitos integrados del chip y pondrán a punto los sistemas que permitirán la comunicación a distancia, sin hilos, entre el chip (situado en el antebrazo) y la prótesis. Se espera que el proyecto pueda presentarse aproximadamente en el 2005, dentro de tres años.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.