La apnea del sueño afecta a más de un millón de españoles

La apnea de sueño se caracteriza porque quienes se ven afectados por ella sufren de forma repetida durante el sueño interrupciones de la respiración de más de diez segundos. Cuatro de cada cinco afectados desconocen que padecen este síndrome, que puede tener consecuencias graves para la salud.

Enfermedades y patologías relacionadas: Apnea del sueño

Entre el cuatro y el seis por ciento de españoles adultos tienen el síndrome de la apnea de sueño. Según el doctor Joaquín Durán, de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), las interrupciones de la respiración por apnea de sueño se prolongan en muchos casos hasta 90 segundos y provocan una falta de oxigenación en el paciente. En ocasiones la persona puede pasar hasta dos horas en una sola noche con una oxigenación inadecuada si se suman todas las pausas de respiración.

Si la falta de oxigenación es lo suficientemente importante, como en el caso de apneas largas o que se repiten, puede desembocar, según el doctor Durán, en problemas psíquicos, sociales, laborales y cardiorrespiratorios. En el caso de los trastornos cardiorrespiratorios, los síntomas van desde hipertensión arterial y arritmias cardíacas hasta en los casos más graves, trombosis cerebral o muerte súbita.

Otras consecuencias de la apnea de sueño son los problemas de somnolencia, que afectan a la conducción y provocan a menudo accidentes de circulación. Según la SEPAR, sólo el 20 por ciento de afectados por la apnea es consciente de ello, algo que no es extraño ya que los afectados consideran haber dormido lo suficiente y no saben que se producen paradas respiratorias mientras duermen.

Detectar y corregir la apnea de sueño

Quienes padecen la apnea de sueño tienen síntomas como fatiga crónica durante el día y somnolencia intensa no reconocida. Roncar intensamente también constituye un síntoma de apnea, ya que las interrupciones de la respiración se acompañan de ronquidos estrepitosos. Los expertos estiman que el 15 por ciento de roncadores habituales puede sufrir apnea del sueño. Entre otros factores de riesgo están ser varón, ingerir alcohol, ser obeso o llevar una vida sedentaria.

Para el diagnóstico del síndrome, la persona que presuntamente lo padece debe dormir en una de las Unidades de Sueño, en las que se le somete a distintas pruebas. Si padece de apnea del sueño, al paciente se le tratará con una mascarilla nasal que suministra aire a presión y no permite que la vía aérea se cierre. Este tratamiento funciona en nueve de cada diez afectados.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.