Ir de tapas puede ser más saludable de lo que pensamos

Canal: Salud Mujer

La Fundación Española de Nutrición (FEN) asegura que las cañas de cerveza y las tapas con que son acompañadas en muchos lugares de España, como la tortilla, son una fuente de vitaminas y minerales para quienes las consumen. Además, el aporte calórico de esta bebida es "muy bajo", sobre todo cuando es sin alcohol.

Enfermedades y patologías relacionadas: General

Así lo ha asegurado su presidente, Gregorio Varela, durante la presentación de la guía El valor nutricional del aperitivo: las tapas y la cerveza, en colaboración con el Centro de Información Cerveza y Salud (CICS), que reúne una selección de diferentes tapas tradicionales explicando su composición y preparación, junto a una ficha con el aporte en nutrientes de estos alimentos.

En este sentido, aseguran que la tapa de tortilla es rica en nutrientes como los hidratos de carbono, y destaca por su aporte de minerales como el fósforo y selenio, y entre las vitaminas, la niacina y la vitamina B12, la cual “cubre casi el 50 por ciento de las ingestas recomendadas cuando es consumida con cerveza tradicional”.

En relación con esta bebida, el presidente de la FEN ha reconocido que la cerveza puede ser una bebida “saludable” para acompañar el aperitivo por su especial interés nutricional, ya que contiene vitaminas del grupo B (especialmente ácido fólico) y minerales (potasio, fósforo y magnesio).

Además, el consumo moderado también puede incrementar la ingesta de polifenoles, como el xanthohumol que, como antioxidante natural, participa en la protección contra enfermedades cardiovasculares y en la reducción de los fenómenos oxidativos responsables del envejecimiento del organismo.

Y en cuanto a su aporte calórico, Varela ha asegurado que “una caña de 200 mililitros tiene tan sólo 66 kilocalorías (Kcal) y, en el caso de la cerveza sin alcohol, esta cantidad se reduce a una media de 16 Kcal.

El libro también recopila la información nutricional de otras tapas como la paella que, al incluir una gran variedad de ingredientes característicos de la dieta mediterránea, es un “plato nutricionalmente muy completo”.

La paella y el jamón, otras tapas muy nutritivas

Destaca la presencia de hidratos de carbono complejos del arroz, proteínas de alto valor biológico del pescado y la carne, vitaminas (niacina), minerales (selenio y hierro) y fibra de las verduras.

Además, la obra asegura que su consumo con cerveza aporta más de la cuarta parte de las ingestas recomendadas de niacina y fósforo.

Por otro lado, la guía muestra como el pan con tomate y jamón destaca por su aporte de micronutrientes como el selenio y la tiamina y, si se acompaña con cerveza tradicional, aumenta su contenido en fósforo. En el caso de tomarla con cerveza sin alcohol, cubre más de la cuarta parte de la ingesta recomendada de niacina.

“Dentro de nuestra cultura, la cerveza es percibida por la población española como una bebida natural, saludable y ligada a momentos de encuentro social como el aperitivo. En el tapeo, la cerveza ocupa un lugar de excepción, dando juego a armonías impensables, por lo que ambos términos se consideran un binomio de éxito”, ha subrayado Varela.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.