Informar sobre la menopausia

El número de mujeres menopáusicas actualmente en España es de aproximadamente 6.800.000, según cifras del Libro Blanco de la Menopausia, editado por la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM). "Estas mujeres representan el 34 por ciento de la población femenina", explica el doctor Rafael Comino, presidente de la AEEM, y la gran mayoría no están suficientemente informadas sobre "qué es el climaterio, la menopausia, las consecuencias que tiene, los distintos tratamientos que existen, así como sus efectos beneficiosos y negativos". Esta es una de las conclusiones extraídas del Libro Blanco, "es una realidad que tenemos y que la AEEM se propone como reto mejorar", explica el doctor Comino.

Enfermedades y patologías relacionadas: Menopausia

La mejora de la asistencia sanitaria pasa por una mayor interrelación entre la Asistencia Primaria y la Especializada, opina el doctor Rafael Comino, presidente de la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM). Existen grandes diferencias en la asistencia sanitaria entre unas comunidades autónomas y otras. Según el doctor Comino, “esas grandes diferencias no vienen condicionadas porque la Administración haya puesto muchos medios en unas y en otras menos”, sino que son debidas a “las iniciativas aisladas de médicos, de grupos de trabajo que están especialmente interesados en el campo de la menopausia y se han puesto a funcionar antes”. Por otra parte, el doctor Comino señala como otro de los motivos de estas diferencias el hecho de que no exista una “buena coordinación todavía entre la Atención Primaria y la Atención Especializada, en lo que al tema de la menopausia se refiere”. En este sentido, el doctor Comino destaca que “todavía tenemos que avanzar en el campo de coordinarnos más la Atención Primaria con la Atención Especializada para optimizar los recursos que tenemos”.

Por su parte, la doctora Sagrario Mateu, jefe de la Unidad de Salud de la Mujer y el Niño del Ministerio de Sanidad y Consumo, considera que el trabajo que se está realizando en todas las CCAA coordinadas por el Ministerio de Sanidad “es estimular que sea la Atención Primaria quien reciba a todas las mujeres y conozca al menos la sintomatología básica y los consejos o tratamientos básicos”. Conseguir esto exige “un esfuerzo de formación de los profesionales y de información”, añade la doctora Mateu, que considera fundamental el papel de la Atención Primaria “a nivel de detección de los problemas que puedan surgir, a nivel de información de la población que esté en esa etapa y a nivel de prevención, de estimular hábitos saludables”. La información a la mujer sobre lo que le pasa, sobre cómo debe vivir y sobre qué síntomas son importantes o no, “ya está transformando el panorama de la salud de la mujer menopáusica”, añade la doctora Mateu.

Beneficios y riesgos de la Terapia Hormonal Sustitutiva (THS)

“Cualquier tratamiento médico tiene beneficios y riesgos, todos, absolutamente todos. El THS, el más empleado en la menopausia, tiene beneficios y tiene riesgos, pero lo que sí está claro, y es algo que nadie discute hoy en día, es que si nosotros colocamos en un platillo de la balanza los beneficios y en otro lado los riesgos, siempre pesará mucho más el platillo de los beneficios que el de los riesgos, siempre y cuando esta terapia esté indicada y debidamente controlada”. De esta forma explica el doctor Comino cómo se decanta la balanza ante los beneficios y los riesgos de la THS.

Algunos de los beneficios más destacados de la THS es que corrige los síntomas del síndrome climatérico. Alrededor del 80 por ciento de todas las mujeres menopáusicas van a padecer este síndrome en mayor o menor grado y esto hace que su calidad de vida se altere. Con los tratamientos hormonales, estos síntomas se pueden corregir “al menos en el 90 por ciento de los casos”, explica el doctor Comino.

Otro de los beneficios, pero más a largo plazo, es la prevención del riesgo de fractura ósea. Toda persona a partir de los 35 años empieza a perder densidad ósea y cuando llega a la menopausia, al dejar de funcionar los ovarios, los niveles de estrógenos bajan mucho y se comienza a perder densidad ósea.

Al administrar la THS se prevé la osteoporosis, así como los problemas de tipo cardiovascular. “La primera causa de muerte de las mujeres por encima de 50 años en nuestro país son los problemas cardiovasculares”, explica el doctor Comino. Al llegar la menopausia, los niveles de estrógenos bajan y esto hace que aumente el colesterol, que aparezca la arteriosclerosis, la hipertensión arterial, etc. Todos son factores de riesgo para padecer problemas cardiovasculares. “Si les administramos estrógenos estamos haciendo prevención de estos problemas. Muy probablemente también estaremos retrasando la enfermedad de Alzheimer”, continúa el doctor Comino. Respecto a la enfermedad de Alzheimer, hay evidencias médicas que relacionan la aparición de esta enfermedad con el déficit de estrógenos. Los expertos opinan en este sentido que muy probablemente los estrógenos retrasen la aparición del Alzheimer.

Si se hace una valoración global de los riesgos y beneficios de la THS, el doctor Comino opina que “si se administra correctamente y controlada por el médico, los riesgos de la THS se minimizan mucho”. El riesgo más importante y al que más temor le tiene la mujer es la aparición del cáncer de mama. “Los datos de los que disponemos es que cuando la mujer hace THS durante 5 años o más, hay un ligero aumento de que pueda padecer cáncer de mama”, explica el doctor Comino, pero añade que “lo que si está claro es que la calidad de vida en la mujer que hace THS mejora, mejora la expectativa de vida y disminuye la mortalidad”. Así, según el doctor Comino, las mujeres que hacen THS tienen menos mortalidad que las que no lo hacen, “incluido mortalidad por cáncer de mama, por problemas cardiovasculares, incluido todo tipo de mortalidad”.

Por su parte, la doctora Mateu, opina que lo importante en la etapa de la menopausia y en el climaterio son las medidas de promoción de la salud, “promocionar hábitos saludables”. Los principales problemas de salud: enfermedades cardiovasculares, osteoporosis, cáncer de mama o cáncer de colon, están muy directamente relacionados con hábitos de salud, como es una alimentación adecuada, no fumar. De este modo, señala que desde la dirección general de la Salud Pública, “nuestro reto es promocionar estilos de vida sana”, por lo que opina que no se ha de concebir la “THS como la principal medida preventiva-curativa en la menopausia”, sino que se han de valorar los hábitos de salud sanos como la primera medida. Este cambio de concepción “va a incidir muchísimo en el incremento de salud de la mujer”, añade la doctora Mateu.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.