Infecciones que protegen de las alergias

Durante la segunda mitad del siglo XX se han llevado a cabo una serie de medidas que han supuesto un gran paso en la lucha contra las infecciones, como pueden ser: la potabilización de las aguas, las mejores condiciones de salubridad, las campañas masivas de vacunación pediátrica y los avances surgidos con la era antibiótica tras la aparición de la penicilina. Pero esta lucha contra las infecciones va unida al incremento de las enfermedades alérgicas.

Enfermedades y patologías relacionadas: Alergias

Existe una relación doble y contradictoria entre patologías infecciosas y alérgicas. Se está constatando epidemiológicamente que, por un lado, ciertas infecciones, en determinados momentos de la vida, pueden actuar como factores desencadenantes de enfermedades alérgicas. Y, por otro lado, la aparición de algunas infecciones en la primera infancia puede desempeñar un papel protector frente al desarrollo de los procesos alérgicos”, explica el doctor Antonio Nieto García, especialista del Servicio de Alergología Infantil del Hospital La Fe de Valencia.

En algunos estudios epidemiológicos se ha podido observar la relación inversa que existe entre las infecciones patógenas y los procesos alérgicos, esto quiere decir que aquellos que han estado expuestos a diversas infecciones tenían menos reacciones alérgicas que aquellos que habían estado preservados de las infecciones. “Es como si las respuestas inmunes frente a infecciones y alergenos fueran antagónicas. Y, expresado de una manera gráfica, como si el sistema inmunológico se preocupara menos de los agentes alergénicos cuando está ocupado combatiendo ciertos agentes infecciosos”, aclara el doctor Nieto.

Ambiente urbano

El estilo de vida es otro factor que puede influir en la aparición de enfermedades alérgicas, así por ejemplo, un estudio realizado en Suecia reveló que los niños criados según los patrones occidentales (vacunación masiva pediátrica, cocina habitual, uso regular de antibióticos,.) tenían una mayor tasa de procesos alérgicos que un grupo de niños criados a la manera antroposófica (alimentos fermentados, menores tasas de vacunación pediátrica, menor uso de antibióticos y antitérmicos,.).

Otras investigaciones realizadas en Europa han demostrado también que los niños que se crían en contacto con los animales, en granjas, presentan una menor incidencia de problemas alérgicos, a diferencia de los niños criados en ambientes urbanos. Parece ser que esto es debido al contacto precoz y reiterado con una bacteria procedente de los animales de granja que actuaría como factor protector.

El doctor Nieto considera que las enfermedades alérgicas son una consecuencia de la era industrial. Así, destaca una serie de factores que han favorecido en esta época a incrementar las alergias, como: una menor tasa de infecciones, la contaminación ambiental, una alimentación menos rica en alimentos poliinsaturados (no contienen grasas nocivas y no elevan el colesterol) y los microclimas domésticos (hogares aislados térmicamente que no gozan de una ventilación natural adecuada, lo cual propicia la proliferación de ácaros y hongos ambientales).

En un futuro el diagnóstico genético podrá permitir identificar a las personas que tienen más riesgo de ser alérgicas para de esta manera intentar prevenirlas. El doctor Nieto advierte que no se trata de abandonar las medidas actuales, como la vacunación o las medidas de higiene, “estos avances no podemos olvidarlos, pero sí tenemos que estar preparados para conocer lo más precozmente posible el riesgo de ser alérgico y disponer de vacunas, que ya se están investigando, que orienten la respuesta inmune”.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.