Hipertensos, cuidado con las medicinas ricas en sodio

Los cardiólogos están llamando la atención a los pacientes hipertensos sobre un problema: aunque hayan conseguido eliminar la sal de sus dietas, deben tener en cuenta el alto contenido en sodio de algunos fármacos, principalmente los efervescentes como los que se utilizan para aliviar los síntomas de la gripe y el resfriado.

Enfermedades y patologías relacionadas: Hipertensión arterial

Especialistas en el tratamiento de la hipertensión están llamando la atención sobre una contradicción: muchos de sus pacientes han conseguido eliminar la sal de su dieta, pero no controlan el alto contenido en sodio de algunos fármacos como los efervescentes.

“Estos fármacos, en su mayoría, contienen grandes cantidades de sodio, necesario para conseguir la efervescencia”, explica la doctora Josefina Oliván, Jefa de la Unidad de Factores de Riesgo Cardiovascular del Hospital Universitario Virgen de Macarena de Sevilla. Algunos de estos fármacos son de uso común y se pueden conseguir sin receta médica, ya que suelen utilizarse para tratar los síntomas del resfriado o la gripe.

“El sodio hace que la hipertensión no se controle de manera adecuada”, advierte la doctora Oliván, “y al no reforzarse el tratamiento antihipertensivo, sólo se percibe la subida de la presión arterial, con el consiguiente riesgo para el paciente”.

La hipertensión en España

Actualmente se estima que unos siete millones de personas en nuestro país padecen hipertensión, una enfermedad con un elevado índice de mortalidad. La reducción de la sal en la dieta es la medida más importante para el control de este factor de riesgo cardiovascular. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda en sus protocolos de 1999 un consumo diario inferior a los 2.300 miligramos, el equivalente a menos de 6 gramos de sal.

Aunque algunos expertos como el doctor norteamericano F. Saks de la Universidad de Harvard van más allá y recomiendan reducir el consumo de sal en toda la población hasta cantidades de 1.400 mg/día.

Seguir la recomendación del doctor Saks, en opinión de la doctora Oliván, “representa una empresa difícil” en nuestro país, por “cuán arraigado está este hábito en nuestra cultura”. Aunque sí cree posible “educar el paladar a un sabor menos salado y llegar a percibirlo como más adecuado”, resalta esta facultativa sevillana.

Pero el nuevo consejo que la doctora Josefina Oliván da a los pacientes hipertensos es que “lean el prospecto de los fármacos, descartando los que tengan una alta presencia de sodio”, y en ningún caso automedicarse. “El medicamento antihipertensivo”, advierte esta especialista, es el que consigue que la presión se mantenga en sus límites normales”, por lo que cualquier otro fármaco, “por anodino que parezca puede modificar los niveles en sangre y aumentar la presión arterial”.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.