Higiene bucal, ¡no te olvides de las encías!

Canal: Salud Bucal

¿Alguna vez has notado inflamación o sangrado en las encías al comer o cepillarte los dientes? ¿Has oído hablar alguna vez de gingivitis? Hasta un 40 por ciento de la población sufre estos problemas que, de no tratarlos a tiempo, pueden ocasionar la pérdida de piezas dentales.

Enfermedades y patologías relacionadas: General

Al menos el 40 por ciento de la población sufre inflamación y sangrado de las encías al morder alimentos o al cepillarse los dientes, un problema que, según señala la doctora Carolina Benalal, cirujano dentista y directora general de la Clínica Benalal, puede ocasionar la pérdida de piezas dentales en caso de no tratarse con antelación.

“El sangrado, enrojecimiento, aumento de volumen o el dolor son signos de alarma que nos pueden alertar de la necesidad de acudir al dentista por problemas con nuestras encías; si bien, en algunos casos, la inflamación puede obedecer a alteraciones hormonales, como ocurre en el caso de las embarazadas, o estar provocadas por el consumo de ciertos medicamentos como la fenitoína o las pastillas anticonceptivas”, advierte.

No obstante, en la mayoría de las ocasiones corresponde a la presencia de bacterias, es decir, “es secundaria a una higiene deficiente”, por eso aconseja una correcta limpieza diaria dental que “es la medida más eficaz para evitar este tipo de problemas”. Así, señala que los dientes deben cepillarse tres veces al día, después de cada comida, y es recomienda utilizar el hilo dental una vez al día para remover la placa que se acumula entre las piezas.

“Al igual que los dientes, las encías requieren cepillado y a partir de los 35 ó 37 años, para conseguir una higiene correcta, puede ser necesario añadir al cepillo habitual el uso de cepillos interdentales”, subraya.

Por otra parte, alerta de la aparición de gingivitis, una enfermedad bucal bacteriana que provoca inflamación y sangrado de las encías, que se origina a causa de los restos alimenticios y que “si se trata la causa a tiempo es totalmente reversible”. Para ello recomienda una adecuada limpieza oral.

El dentista puede recomendar algunos instrumentos especiales para la higiene oral a las personas propensas a acumular depósitos de placa. “Los cuidados diarios en combinación con una o dos visitas anuales al dentista pueden reducir en buena medida el riesgo de padecer gingivitis o alguna otra enfermedad periodontal”, señala la experta.

Cuando la gingivitis ha dejado marcas en la boca existen técnicas especializadas para recuperar la estética perdida o para permitir la reconstrucción de la pieza muy destruida o fracturada. “Si las encías presentan una notable inflamación puede ser necesario sanearlas con láser. Así, en un par de días, mejorará su aspecto. Es una intervención que no entraña riesgos”, asegura la doctora Benalal.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.