Hasta el 80% de los casos de linfoma se pueden curar si se diagnostican de forma precoz

Canal: Cáncer

El 15 de septiembre se conmemora el Día Mundial del Linfoma, una iniciativa para fomentar el conocimiento sobre esta enfermedad.

blood cells
Enfermedades y patologías relacionadas: Linfoma

El linfoma es un cáncer o enfermedad tumoral de una parte del sistema inmunitario llamado sistema linfático. Afecta a los linfocitos, células de la sangre que ayudan a luchar contra las infecciones. Los linfomas se pueden dividir en dos tipos: linfoma o enfermedad de Hodgkin y linfoma no Hodgkin, cuya mayor diferencia radica en el tipo de células a las que afectan. Según los expertos, la prevalencia del linfoma aumenta cada año entre un 3 y un 7%. En España se diagnostican unos 3.100 nuevos casos al año en hombres y 2.400 en mujeres. Afortunadamente, los avances en el tratamiento del linfoma facilitan que actualmente se pueda curar el 80% de los linfomas tipo Hodgkin y hasta un 60% de los no Hodgkin cuando son de alto grado.

El 15 de septiembre se conmemora el Día Mundial del Linfoma, una iniciativa para fomentar el conocimiento sobre esta enfermedad y facilitar un diagnóstico precoz. Si no se tratan a tiempo, las consecuencias pueden ser fatales.

Según el doctor Arturo Aboal, jefe del servicio de oncología de Quirón Marbella y Quirón Campo de Gibraltar, “el diagnóstico en sus inicios es complicado, ya que su sintomatología –fundamentalmente, aumento de tamaño de los ganglios linfáticos, cansancio o fiebre- puede relacionarse con enfermedades comunes, como una gripe”. La inflamación indolora de los ganglios linfáticos en el cuello, las axilas o las ingles es, de hecho, el indicio más común de linfoma no Hodgkin. Otras señales, además de la fiebre y la fatiga inexplicable, pueden ser sudores, pérdida de peso, picazón o manchas enrojecidas en la piel. Por todo ello, ante estas circunstancias, hay que consultar con el médico.

Por su parte, la doctora Gemma Ramírez, jefa del servicio de Hematología de Quirón Málaga, explica que “los linfomas comienzan cuando un tipo de glóbulos blancos se hacen anormales. Estas células se dividen una y otra vez, lo que hace aumentar el número de células anormales, a la vez que se esparcen a las demás partes del cuerpo”.

Factores de riesgo

El sexo y la edad pueden ser determinantes. Se ha demostrado que los hombres son más propensos que las mujeres a desarrollar linfoma no Hodgkin. Una edad avanzada también puede suponer mayor riesgo de contraer este tipo de cáncer, al igual que la exposición a ciertos productos químicos, como algunos pesticidas, disolventes o fertilizantes. También son más propensas las personas con un sistema inmunitario debilitado, por ejemplo a consecuencia de una la infección por VIH o de drogas inmunosupresoras para los trasplantes de órganos.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.